Desde el principio esta ha sido una extraña carrera por el Oscar. No sólo porque la favorita para la noche del próximo domingo 24 de febrero es una película extranjera hablada en español, o porque la segunda y típica favorita de la Academia sea una película que se llama justamente La favorita; sino porque, desde hace unos años, la Academia cultiva la idea de que el gran ganador de la noche puede ser una sorpresa. 

Así como Moonlight dio la campanada en un sobre extraviado, o como sucedía durante la era Weinstein, en que sus películas se colaban al final vía dinero y sucias estratagemas. La idea de impredecible es una reputación que la Academia ha querido mantener a pesar de que casi siempre es todo lo contrario.

Película

Debería y va: Roma.

Sorpresa: Green Book.

La cinta de Alfonso Cuarón no sólo es la mejor del grupo, sino que ha ganado 23 premios en las distintas entregas de la temporada. Nunca una película “extranjera” ha ganado en esa categoría y mejor película. 

Si la faceta conservadora y cursi de la Academia hace presencia, Green Book puede colarse. Tiene a su favor haber ganado durante enero el premio de productores y el Golden Globe, aunque su ausencia en la categoría de dirección la volvería una verdadera sorpresa. 

Director

Debería y va: Alfonso Cuarón por Roma.

Sorpresa: Spike Lee por El infiltrado del KKKlan.

Deberían haber nominado: a Bradley Cooper por Nace una estrella.

Quienes piensan que el Oscar es un premio de trayectoria, argumentan que a Lee ya le toca (lo robaron en 1993 cuando Malcom X). Esta es una categoría que los directores mexicanos han ganado en cuatro de las últimas cinco entregas y será cinco de seis.

Actriz

Debería: Olivia Colman por La favorita.

Va: Glenn Close por La esposa.

Sorpresa: Lady Gaga por Nace una estrella.

Lady Gaga va a ganar un Oscar el domingo, pero no será en actuación. Close lo tiene prácticamente en la bolsa, no sólo porque es una en la lista de “Ya debería haber ganado”, sino porque su papel es justo lo que la Academia gusta premiar.

Actor

Debería: Bradley Cooper por Nace una estrella.

Va: Rami Malek.

Deberían haber nominado: John David Washington por El infiltrado del KKKlan.

Es una de las categorías más predecibles de la noche. A estas alturas Malek ensayó más su discurso que su papel como Freddie Mercury.

Actriz de soporte

Debería y va: Regina King por Si la colonia hablara.

King ha sido aplaudida en forma unánime por su papel en una película que debió estar en la categoría principal. Es una de las apuestas seguras de la noche.

Actor de soporte

Va: Mahershala Ali por Green Book 

Debería y Sorpresa: Richard Grant por ¿Podrás perdonarme?

Si un consenso hay sobre Green Book es que el trabajo de Ali es espléndido. La competencia con Grant, sin embargo, es cerrada.

¿Será el segundo Oscar del carismático Ali en tres años, o la hora del merecido reconocimiento para el subestimado actor nacido en Suazilandia?

Guión adaptado

Deberían: Joel y Ethan Coen La balada de Buster Scruggs.

Va: Spike Lee et al por El Infiltrado del KKKlan.

Sorpresa: ¿Podrás perdonarme?

Si Lee gana un Oscar el domingo (aunque compartido con otros tres colaboradores), será por su adaptación del libro de Ron Stallworth, un guión de mucho más perfil que la brillante adaptación de los Coen de un libro de cuentos clásico del oeste estadounidense.

Guión original

Debería y va: Deborah Davis y Tony McNamara por La favorita.

Sorpresa: Roma

Es muy probable que La favorita se lleve tres Oscar de sus diez nominaciones. Éste, que suele llamarse “el premio de consolación” lo tiene casi asegurado. Sólo un eventual tsunami de votos por Roma podría desbancarla. 

Cinematografía

Debería y va: Alfonso Cuarón por Roma.

Sorpresa: Lukasz Zal en su segunda nominación, por Guerra fría.

Otro premio que ha sido en años recientes de cineastas mexicanos. La ventaja es de Cuarón y su extraordinario manejo de cámara.

Diseño de vestuario

Debería y va: Sandy Powell por La favorita.

Sorpresa: Black Panther.

Powell ha sido nominada 10 veces y ganado 2 estatuillas. Es una de las indiscutibles en una categoría que suele entregarse a cintas de época. Sólo el improbable entusiasmo por la taquillera cinta de Marvel puede quitarle su tercer Oscar.

Edición

Debería estar nominada: Roma

Va: Hank Corwin por Vice

Sorpresa: Rapsodia Bohemia

Este, que debería ser uno de los premios principales, es muy probable que se entregue durante los comerciales (si la Academia no recula de su peor idea de este año). En el fondo es una categoría creativa que se percibe como técnica, y el ganador este año es un volado.

Maquillaje y peinados

Debería y va: el equipo de Vice

Una sola razón: La transformación de Christian Bale en Dick Cheney. Este Oscar se los podían haber mandado por correo desde la semana pasada.

Diseño de producción

Debería: Roma

Va: La favorita

Antiguamente este era el premio de escenografía, uno que siempre va apartado para películas de época. Aunque el equipo de Cuarón reconstruyó en un set la colonia Roma, pocos los saben, y los decorados no son tan vistosos como los palacios de la Reina Ana.

Banda sonora

Deberían haber nominado: Justin Hurwitz por El primer hombre.

Va: Nicolas Britell por Si la colonia hablara.

Aunque no se debe descartar una lamentable sorpresa de Black Panther.

Canción

Este es el Oscar de Lady Gaga, la única duda es cómo irá vestida a recogerlo. 

Edición y mezcla de sonido

La mezcla debería ser de Roma, pero será de una de las dos cintas sobre conciertos, muy probablemente para Rapsodia Bohemia. La cinta sobre Freddie Mercury podría repetir en edición, pero si hay justicia ésta será para Primer hombre.

Efectos visuales

Si no gana el equipo de Avengers: Infinity War, Tanos tendrá que desaparecer a algunos miembros de la Academia.

Película animada

Otro para los superhéroes. Si Pixar va a perder un año (y con una gran película) será frente a Spider-Man: Into the Spider-verse, un despliegue imaginativo de técnicas de animación y narración.

Documental

Una categoría donde la Academia fue criticada por su selección. La opción política: la cinta sobre la juez de la suprema corte de justicia estadounidense es una favorita sentimental, pero la estatuilla debe ser para Free Solo.

Película extranjera

Debería y va: Roma

En la verdadera competencia para la “mejor” película están cinco obras brillantes que bien merecerían, cada una, algún reconocimiento. Guerra fría está cerca de alcanzar en votos a la cinta de Cuarón, pero no lo hará.

Corto animado

Pocas categorías son más impredecibles que las de nuevos talentos. La favorita de los críticos es Bao, un corto chino-canadiense sobre una mujer en medio de una crisis de nido vacío. 

Corto documental

Disputado entre un corto sobre racismo en Londres, la lucha por el respeto a la menstruación en la India, los médicos visionarios que luchan en los límites de la vida y la muerte, el mitin nazi que atrajo gente en Nueva York en 1939 y un reporte perturbador sobre un bote de refugiados Sirios. Mi apuesta seria por End Game, pero va a ganar Black Sheep.

Cortometraje

Los votantes preferirán la opción sentimental y conmovedora de Marguerite sobre los otros cuatro nominados.

¿Cómo me fue?

En afán por la transparencia: el 2018 para la Entrega 89 del Oscar: de 24 categorías anticipé 20 ganadores y una sorpresa. 

Twitter @rgarciamainou

RicardoGarcía Mainou

Escritor

Las horas perdidas

Estudió Ciencias de la Comunicación con especialidad en Radio y Televisión Educativa en la Universidad de las Américas Puebla.

Ha escrito, editado, traducido y diseñado para diversas publicaciones literarias, periodísticas y especializadas: locales y nacionales (Libros de México, Revuelta, De viaje, Cinéfila, La masacre de Cholula, etc.).