Tina Turner se acaba de sumar a la lista de artistas que han vendido su catálogo a un conglomerado musical. Turner anunció esta semana la venta de todo su catálogo musical a BMG, la cuarta discográfica más grande del mundo, por un monto que, aunque no fue revelado oficialmente, se calcula en unos 50 millones de dólares. La venta incluirá la participación de la legendaria cantante estadounidense oriunda de Brownsville, Tennessee, en sus grabaciones, letras, los derechos conexos, además del uso de su nombre e imagen y semejanza.

Siguiendo los pasos de otros músicos veteranos como Stevie Nicks, Bob Dylan, Neil Young o Debbie Harry, Tina Turner se ha sumado a la lista de artistas que están poniendo su legado musical en manos de terceros para que manejen todos los negocios y los administren incluso después de su muerte.

Pese a estar retirada de los escenarios, el 2021 ha sido un año muy fructífero para Tina Turner. Este año será inducida en el Salón de la Fama del Rock como artista en solitario por una extensa trayectoria de más de cuatro décadas. Será el segundo reconocimiento que Tina Turner reciba por parte de esta institución musical, puesto que ya había sido incorporada con su expareja y colaborador Ike Turner en el icónico dúo Ike & Tina Turner. Durante los años sesenta y una parte de los setenta, Ike & Tina Turner ofrecía un poderoso espectáculo de R & B, impulsado por una brillante base musical y la deslumbrante personalidad de Tina. En una época donde la industria estaba dominada por los hombres, fue la primera mujer y artista afroamericana en aparecer en la portada de la revista Rolling Stone en su segundo ejemplar, editado en noviembre de 1967.

Tina Turner durante su última gira en 2009. Foto: Reuters

Aunque en el escenario y en los discos Ike & Tina Turner exudaba una fuerte carga de sensualidad, debajo de los escenarios se vivía una espantosa relación llena de violencia doméstica y abusos por parte de Ike Turner, quien se adjudicaba haber tenido una de las primeras canciones del género del rock ‘n’ roll. Tras su separación de Ike, Tina Turner comenzó de nuevo una nueva vida y carrera en la que tuvo que volver a picar piedra desde lo más bajo, incursionando sin éxito en la música disco y, tal vez, más recordada por sus apariciones en la adaptación cinematográfica de la ópera rock Tommy como la Reina Ácida o Mad Max Beyond Thunderdome. Hoy sus primeros discos solista están descontinuados y ausentes de las plataformas de música.

En los años ochenta, Tina Turner volvió a convertirse en una superestrella con los álbumes Private Dancer y Foreign Affair, que con el advenimiento de MTV ayudaron a introducir a Turner y su música a una nueva generación. Foreign Affair fue objeto en 2021 una reedición que incluye una buena dosis de remixes (muy de su momento) y un concierto de la época en Barcelona, que demuestra por qué Tina es simplemente una de las mejores cantantes de todos los tiempos. En su carrera solista Tina Turner ha vendido más de 100 millones de álbumes. Las múltiples facetas de su vida han sido exploradas en sus memorias, películas de ficción, un musical que regresará a los escenarios de Broadway y un documental estrenado este año por HBO, en el que Turner ha podido finalmente contar su historia.

Tina Turner se retiró de los escenarios en 2009 y hoy vive en Suiza alejada de los reflectores. La decisión de vender todo su catálogo musical a BMG es una señal de que su extensa obra musical seguirá presente en los próximos años, incluso cuando ella ya no esté en este planeta. Tenemos una vasta cantidad de música y obras relacionadas que nos ayudan a celebrar todas las aportaciones que Tina nos ha ofrecido por varias décadas. Tina Turner es y seguirá siendo la mejor y la única Reina del Rock.

antonio.becerril@eleconomista.mx

Antonio Becerril Romo

Coordinador de operaciones de El Economista en línea

Lee más de este autor