El nuevo experimento de poner al Ejército a cargo de la distribución de fármacos corre un elevado riesgo de que no funcione. Y el general en retiro Jens Pedro Lohmann Iturburu como nuevo titular de Birmex ya debería estar buscando opciones innovadoras si es que verdaderamente quiere lograr resultados.

Definitivamente no se puede comparar con la entrega de papitas ni refrescos como lo hizo el presidente López Obrador, porque en ese caso son cuando mucho 50 distintos productos. En el caso de los insumos médicos se trata de 1,300 distintos tipos de productos médicos, que integran cerca de 1,800 millones de piezas distintas, que la norma sanitaria obliga a tener trazabilidad; y una gran proporción de dichas piezas son de manejo delicado, que requieren organizarse en forma cuidadosa y meticulosa, en muchos casos bajo condiciones especiales de temperatura, y además entregarse en miles de puntos distintos en las 32 entidades de la República.

Es de esperarse que con la decisión de meter al Ejército, la Federación ya no le seguirá dejando a los gobiernos estatales el reparto de la última milla que es justamente donde siguen atoradas las medicinas y material de curación. Aquí un punto importante es que ese costo se le quiso endilgar a las entidades para hacer llegar los insumos a hospitales, clínicas y centros de salud, pero ya se vio que no fue posible.

Aquí lo importante es que el Gobierno federal ya no pudo seguir ignorando el problema, y aunque se tardó demasiado, finalmente terminó reconociéndolo y ahora anda viendo cómo resolverlo.

Si decidió que sean las Fuerzas Armadas está bien, les tiene la mayor confianza. Y el general Lohmann, con su experiencia en el ISSSTE, seguramente tendrá claro el desafío. Lo importante es que López Obrador le dé libertad, le permita decidir y no lo obligue a inventar el agua tibia, a construir almacenes y a hacer todo por sí mismo.

Será clave que el nuevo titular de Birmex deje la última milla a cargo de expertos en logística que conocen requerimientos y condiciones, que cuentan con sistemas especializados, personal calificado y la infraestructura indicada para hacerlo bien.

Es vital que la 4T ya no siga experimentando porque de ser así, los costos seguirán elevándose y los seguirán pagando los pacientes.

Siguen reuniones Insabi-farma

Será que ahora sí Juan Ferrer ya sintió el jalón de orejas o será porque tiene encima a la Oficialía Mayor de Hacienda, pero finalmente -tras 2 años de traspiés y tropiezos- ya está ahora sí buscando poner orden. Ayer su área de facturación tuvo un webinar con representantes del sector farmacéutico para agilizar pagos. Y sobre el mismo tema hubo otra reunión de Insabi con UNOPS.

De igual manera, ya identificaron el problema con los Operadores Logísticos después de tantos reclamos de las propias Instituciones de Salud, y para ello se designó personal que supervise carga-descarga, almacenaje y revisión documental, a ver si ahora sí ya superan el caos en que se atoraron por meses. En esto entraron a apoyar Sedena, Semar y Birmex.

Los tiempos de entrega, otro bache

Otro factor en que deben poner atención para no volver a atorar el abasto el próximo año son los tiempos tan cortos que le están condicionando a los proveedores.

Porque el Insabi en su consolidada que convocó va a dar el fallo en la segunda quincena de diciembre, y le están pidiendo a los oferentes que entreguen 30% de insumos en enero. Si no se resuelve es un desincentivo a participar y un aspecto que reducirá la competencia porque muchos sentirán que no podrán cumplir y preferirán abstenerse.

Si Insabi accede en este punto, se entiende que lo más razonable es que prorrateen mejor las entregas a lo largo del año con porcentajes más bajos de inicio para facilitar el acceso a más empresas.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor