El plátano es uno de los cultivos más importantes en la agricultura mexicana, ya que es básico en la alimentación, por sus características particulares como su bajo precio, sabor agradable, disponibilidad todo el año, combinaciones múltiples en la preparación de alimentos, además, genera sensación de saciedad y contiene alto valor nutritivo debido a que aporta potasio, hierro y vitamina K

México es privilegiado al contar con climas adecuados para la producción de plátano, lo que hace a la nación competitiva con los países exportadores de este fruto como India, China, Indonesia, Brasil.

En este producto, México tiene una balanza comercial positiva, y tan sólo durante el 2017, se exportaron 577,976 toneladas y tan sólo se importaron 126 toneladas de plátano.

México participa con 6% del volumen importado por EU, por su cercanía con este país, ocupando el quinto lugar después de Guatemala, Ecuador, Costa Rica y Honduras, los cuales son los principales proveedores.

Las empresas exportadoras, iniciaron una estrategia de expansión en el sureste, para asegurar su proveeduría a través de contratos de producción de hasta 10 años, lo que asegura una relación comercial y duradera, por lo que se necesita aumentar la producción de fruta con calidad de exportación y mejorando las plantaciones para que puedan cumplir con los requerimientos y exigencias de los consumidores.

Los  estados de Chiapas y Tabasco son los principales productores, con una participación de 58% del total y cada año registra un crecimiento tanto en valor comercial como en aumento de establecimiento del cultivo.

Según datos de la Infografía Agroalimentaria 2018 de Tabasco, el cultivo de plátano representa 34.6% del valor de la actividad agrícola del estado, siendo Teapa el principal municipio productor de plátano, con casi 76% de la producción estatal, seguido por los municipios de Tacotalpa y Cunduacán que representan 6.81% y 6.66% respectivamente de la producción estatal en el año 2017.

En Tabasco, el cultivo de plátano ganó importancia, por lo cual este cultivo representa una oportunidad de negocio, debido a que la demanda de plátano en los principales mercados de importación (EU y Unión Europea) está en crecimiento. En el 2017 estos mercados crecieron 3% y 2%, con relación al 2016, en Estados Unidos, la demanda está respaldada por un incremento de la población estimado en 1% en el 2017, junto con un elevado incremento de los ingresos y una mayor preocupación por la salud, con una tendencia creciente hacia los plátanos premium.

*Nancy del Carmen Zúñiga Villegas y Raciel Salabarría Arias son Promotora en la Agencia FIRA en Villahermosa, y titular de la Residencia FIRA en Tabasco respectivamente. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”.

[email protected]

[email protected]