La importancia que tienen actualmente en la economía, tanto las pequeñas y medianas empresas (pymes) como los emprendedores, es fundamental, ya que su aporte en la generación de riqueza para cualquier país es innegable, particularmente en la contribución a la apertura de puestos de trabajo, así lo afirma la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con el reporte “Financiamiento de pymes y emprendedores 2018”, realizado por la OCDE, en sus países miembros las pymes y los emprendedores constituyen la columna vertebral de las economías de esos países y representan 70% del empleo total; además, son fundamentales para fortalecer la productividad, generar un crecimiento más inclusivo y adaptarse a megatendencias como la nueva revolución industrial y un perfil cambiante del trabajo.

GINgroup, empresa con más de 36 años de experiencia en la administración integral de capital humano, bajo la dirección del contador público certificado, Raúl Beyruti Sánchez, reconoce la participación de las pymes en la economía y la generación de empleos; por ello, brinda soluciones a esas empresas, con propuestas de valor a su alcance.

Durante la pasada reunión ministerial de la OCDE, sobre el fortalecimiento de las pymes y el emprendimiento para la productividad y el crecimiento incluyente, celebrada en nuestro país y en la que participaron 55 países, se presentó el reporte “Financiamiento de pymes y emprendedores 2018: un marcador de la OCDE”, en el que se analiza el comportamiento del acceso al financiamiento por las pymes, como factor de desarrollo de estas empresas, así como de supervivencia.

En ese escenario, el organismo con sede en París, Francia, destaca que, durante el 2016, el número de quiebras en las pymes descendió en las naciones que forman parte de su membresía, la tasa cayó 6.5%, lo que significó el tercer año seguido a la baja, ya que en el 2014 bajó 6.9% y en el 2015 fue de 9.1 por ciento.

Uno de los grandes hallazgos que consigna el estudio “Financiamiento de pymes y emprendedores 2018: un marcador de la OCDE” es el relacionado con los niveles de la tasa de interés, donde el tipo medio de interés cobrado a las pymes descendió durante el 2016 en 30 de los países analizados y México forma parte del grupo de los que no bajaron. En este aspecto, destaca Francia, al ser el país que cobra la menor tasa a las pymes con 1.5%, en tanto que nuestro país, junto con Nueva Zelanda y Chile, registran la tasa más alta con 9.25 por ciento.

En México, la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas reportó que existen poco más de 4 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes); de este universo, 66.8% reveló que no aceptaría un crédito bancario, entre las principales razones destacan no tener confianza en los bancos, además de que consideraron que el crédito es caro.

En tanto que los indicadores estratégicos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al cuarto trimestre del 2017, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, precisan que de 52.8 millones de personas que conforman la población ocupada, 20.6 millones son empleados por micronegocios, 7.9 millones por pequeños establecimientos y 5.3 millones por establecimientos medianos; es decir, que en conjunto estas unidades económicas dan trabajo a cerca de 34 millones de mexicanos.

“En GINgroup apoyamos a las empresas pequeñas y medianas al poner a su alcance alternativas de capital humano altamente competente, para que se dediquen a lo que mejor saben hacer: generar riqueza y hacer crecer su negocio; además, al ofrecerles una opción integral, se logra bajar la rotación de sus colaboradores, con lo que se incrementa su productividad”, afirmó el presidente de GINgroup, Beyruti Sánchez.