Dadas las condiciones climáticas favorables para el cultivo de cacao en el estado de Tabasco, su producción representa una importante oportunidad para productores y empresas relacionadas a este sector en el que existe una alta demanda del producto, principalmente para la elaboración de chocolate y sus derivados.

En ese sentido, y a fin de incrementar los rendimientos por hectárea, darle mayor calidad al grano, sustituir las plantaciones viejas para incrementar la superficie establecida de cacao y buscar el abastecimiento de materia prima óptima para la industria, FIRA trabaja en la implementación de un modelo de desarrollo de proveedores en participación con productores organizados y la empresa transnacional Nestlé para fortalecer la red de proveeduría de esta industria.

El modelo de desarrollo de proveedores de cacao que promueve FIRA consiste en financiar las principales necesidades del cultivo: acopio y beneficio de cacao, establecimiento y renovación de plantaciones de cacao, establecimiento y ampliación de viveros y adquisición de maquinaria.

Para este fin se acreditó en el 2018 a cinco organizaciones de pequeños productores que tienen como principal garantía los contratos de proveeduría con agroindustrias. Esto permite a los intermediarios financieros tener la seguridad de que los productores tengan asegurada la venta del producto a precios justos y suficientes, para cumplir compromisos de crédito.

En ese sentido, en el 2018 FIRA autorizó dos líneas de crédito para que estas cinco organizaciones de productores de cacao tuvieran disponibilidad de recursos para su establecimiento con dos bancas comerciales.

Como apoyo adicional, FIRA destinó recursos para la capacitación de productores mediante cursos, eventos demostrativos y el pago de asistencia técnica a productores en el estado de Tabasco.

Asimismo, se identificaron empresas que decidieron incrementar la superficie sembrada, mediante el programa Estímulos a la Producción de la SAGARPA, el cual fue presentado en el 2018.

Hoy tienen la expectativa de participar para recibir apoyos relacionados a la compra de planta e insumos como los agroquímicos.

Una alternativa que puede apoyar a incrementar la producción de cacao de alta calidad y servir para generar alianzas entre productores, comercializadores y la agroindustria es la firma de convenios de producción y contratos de compraventa entre los diferentes actores de la cadena. El reto en el modelo es replicar con más financiamiento a organizaciones de pequeños productores.

De esa forma, se garantiza a los intermediarios financieros la colocación de créditos agropecuarios con riesgo medido y con baja probabilidad de incumplimiento crediticio.

*Fredy Martín Guillén Dionicio es agente de FIRA en la Agencia de Cárdenas, Tabasco. La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]