Entre el 30 de marzo y el 27 de junio, la UNAM colaboró con el INE para registrar el comportamiento de las coberturas periodísticas en radio y televisión durante las campañas federales 2018. El universo de monitoreo incluyó 503 emisiones de todo el país, 493 noticiarios y los 10 programas de espectáculos o revista con mayor audiencia.

Destaco algunos datos: el tiempo total que destinaron esos programas fue de 8,469 horas 42 minutos 44 segundos para el conjunto de campañas federales durante los 90 días en que se desahogaron. De ese tiempo, las campañas presidenciales fueron las que tuvieron más atención, con una cobertura de 5,109 horas 16 minutos 12 segundos (60.3%); las de senadurías 1,718 horas 22 minutos 34 segundos (20.3%), y las de diputaciones federales 1,642 horas 3 minutos 58 segundos (19.4 por ciento).

El tiempo específico para las candidaturas presidenciales nos muestra una razonable equidad entre quienes estaban postulados por coaliciones, aunque la brecha entre ellos y quienes participaban por la vía independiente es más pronunciada, sin que eso implique ausencia de cobertura, sí refleja que hubo menor cobertura. Así, quien más tiempo recibió en noticiarios fue el candidato Andrés Manuel López Obrador con 26.62% del total; seguido por José Antonio Meade con 24.98 %; Ricardo Anaya con 23.77%; Jaime Rodríguez con 14.62%, y Margarita Zavala con 10.01 por ciento.

Es decir, el tiempo total recibido por López Obrador es sólo 1.64 puntos porcentuales mayor al recibido por Meade y 2.85 puntos arriba de Anaya, aunque está a 12 puntos de lo recibido por el Bronco. Ya traducido a horas, minutos y segundos, no es tan poquito: mientras AMLO tuvo 753 horas con 44 minutos, el Bronco sólo alcanzó 414 horas con 3 minutos, es decir, 339 horas más para el primero.

A partir del 18 de mayo, la candidata independiente Margarita Zavala dejó la carrera presidencial y eso se ve reflejado en la cobertura de los días que siguieron. El asunto es que sí hay cobertura para independientes, pero mientras candidaturas de partidos no tienen brechas pronunciadas entre sí, las de partidos frente a independientes se abrieron más, aunque en la etapa previa a las campañas, los escándalos de firmas falsificadas ocuparon buena parte de la cobertura informativa, poniendo en el centro a independientes.

Los datos de la UNAM nos dicen que si bien López Obrador es el que más tiempo tuvo, también es quien recibió más menciones negativas, fueron 6,403; seguido por Jaime Rodríguez Calderón con 3,651; Ricardo Anaya con 3,551, y José Antonio Meade con 3,340.

Me parece que los datos son muy útiles para análisis que ayuden a ponderar cuál es el papel de los medios de comunicación en las elecciones en nuestros tiempos. Siguen observándose brechas, coberturas diferenciadas en entidades federativas e incluso algunos sesgos focalizados, pero la regla, la generalidad es que no hubo silencio o ausencia de información sobre las campañas, no hubo falta de cobertura para ninguna candidatura y hay una razonable equidad y oportunidad para expresarse en libertad por parte de los actores políticos en la vitrina de los medios masivos.

*Consejero del INE.

Marco Antonio Baños

Consejero del Instituto Nacional Electoral

Columna invitada