La plataforma Airbnb encontró en México un paraíso fiscal, denuncia el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Rafael García González.

De acuerdo con un estudio que realizó la Universidad Anáhuac, esta novedosa plataforma de renta de inmuebles a turistas evade en México 5,000 millones de pesos al año, tan sólo por no pagar el Impuesto sobre la Renta.

Es una competencia desleal para los hoteleros porque éstos, por cada peso que ingresan, tienen que pagar 50 centavos de impuestos.

Las cifras

El problema no es menor. De acuerdo con las estadísticas del gremio de los hoteleros, la oferta que realiza hoy Airbnb en México alcanza el 10% de la oferta total hotelera. Eso significa que de los 800,000 cuartos que ofrecen los hoteles en el país, la oferta de Airbnb representa alrededor de 80,000 cuartos.

Evasora

Para el representante de los hoteleros en México, la disruptora plataforma es una evasora de impuestos. Lo único que falta —dice el dirigente— es voluntad del gobierno, de parte de la Secretaría Hacienda que encabeza José Antonio González Anaya, para que regule este servicio que está creciendo en forma exponencial.

Denuncia que la plataforma no cumple con normas de seguridad, de operación, de uso de suelo, no cumple con Profeco, no cumple con los condóminos ni con el reglamento de condóminos.

Airbnb está fuera de toda regulación. En todas las categorías y en todo el país, principalmente, en zonas turísticas y en zonas donde está prohibido el uso de suelo.

Y lo peor de todo —advierte García González— es que ya no son los departamentitos de la abuelita, ya son hoteles disfrazados.

Aplicar la ley

¿Qué se necesita hacer?

Hablar con el portal y decirle: “¿quieres funcionar en México? Tienes que cumplir la ley y funcionar bajo estas reglas”.

Para que uno de tus asociados o de tus anfitriones pueda funcionar en México, yo te voy a exigir que estés dado de alta en Hacienda. Pero mientras Hacienda no le exija a Airbnb y le dé permiso de hacer lo que quiera en México, los accionistas y operadores de Airbnb están felices.

Falta autoridad en México, falta autoridad de parte de Hacienda.

No hacen nada

Al presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles le llama la atención la negligencia de las autoridades.

Asegura que han trabajado con el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, y con el secretario de Hacienda, González Anaya, aunque han encontrado la comprensión y el apoyo del primero, se han topado con la inacción del segundo.

Les han dicho desde hace dos años que están a punto de sacar un reglamento.

Pero ni siquiera hay necesidad de sacar reglamento alguno. Lo único que hace falta es aplicar la ley vigente. No es más que aplicar la ley a la que estamos sujetos todos los mexicanos y no es más que decirles: “las reglas para que puedas funcionar en México son: cumple con el Impuesto sobre la Renta, date de alta en Hacienda, cumple con el 3% o el 2% de hospedaje, cumple con el seguro social para tus trabajadores, cumple con el Infonavit”.

Hay que ir con el portal, no con los usuarios.

Que paguen ISR

Si el portal lo permite, quienes arriendan se suben en las condiciones que les pide Airbnb. Si Airbnb no les exige nada, porque en México a Airbnb no se le exige nada, pues están felices.

En otros países pagan hasta el 25% de sus ingresos; si les entran 1,000 millones, pues pagan el 25% de impuestos. Es decir, el causante es el que arrienda, el arrendatario el que renta su casa. El dirigente de los hoteleros concede que no se les puede aplicar la misma ley y reglamentos que se aplican a los hoteles.

Sin embargo, subraya que existe una ley de arrendamiento en México. No es más que aplicárselas a ellos. Es una ley que ya existe, no tiene uno que inventar nada. El impuesto sobre hospedaje hay que cobrárselos. Hay cuatro estados donde ya se cobran impuestos sobre hospedaje: Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León y Quintana Roo, pero es 3% de hospedaje.

No es nada, es un impuesto de risa. Ellos lo pagan con mucho gusto porque es una forma de decir “me están regulando”, pero además de eso deberían pagar el Impuesto sobre la Renta. El ISR lo pagan todos los que rentan sus bienes inmuebles.

La competencia llegó para quedarse, reconoce García. Van a quedarse como una competencia para toda la vida, la tecnología bienvenida, la competencia bienvenida.

Lo que hace falta es regularlos, empezando por la Secretaría de Hacienda y luego por los municipios y estados, que cumplan con las leyes locales de uso de suelo y de protección civil.

El gigante

Airbnb es básicamente una plataforma tecnológica que permite contactar a quienes quieren alquilar y quienes alquilan bienes inmuebles. En términos prácticos, la plataforma tecnológica basa su negocio en un esquema de comisiones y quienes realizan la operación de alquiler son los particulares.

Esta compañía ha provocado una disyunción en el mundo y su valor incluso es superior al de grandes cadenas hoteleras. Ronda en 25-30 mil millones de dólares. Su principal reto en el mundo es precisamente las diferentes regulaciones en las ciudades y el pago de impuestos.

Reto

En México, la operación de Airbnb sigue siendo un reto. Al tiempo.

ATISBOS

COSTO.- El costo para la operación de la Bolsa Institucional de Valores (Biva) se está transfiriendo a los clientes, reconoció el director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol, al advertir que deben cumplirse las expectativas de la nueva bolsa para evitar problemas en el mercado. Suena a crítica, pero es una realidad lo que dice Oriol. ¡A ver!

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.