Para nadie es secreto que durante los últimos 3 lustros al menos, la industria de la prensa impresa ha sido la más afectada por la rápida integración de la digitalización en la vida cotidiana de las sociedades. Hasta fines del siglo pasado, las revistas eran consideradas vehículos esenciales para anunciantes de muchas industrias, entre ellas la de la moda, los laboratorios médicos, las armadoras de autos y la industria de cosméticos. Por su parte, los periódicos eran un medio muy útil para anunciar promociones diarias de los supermercados, armadoras de autos y servicios sociales por parte de instituciones gubernamentales.

Conforme la era digital entró a nuestras vidas, estos anunciantes poco a poco fueron migrando gran cantidad de sus presupuestos de publicidad en medios impresos hacia medios digitales u otras formas que pudieran llegar a las nuevas generaciones de jóvenes que utilizaban plataformas digitales como fuentes de información.

De ahí que los medios impresos hayan enfrentado una severa crisis que ha obligado a muchos a cerrar y desaparecer y a los sobrevivientes a mudar gran parte de su contenido a plataformas digitales. Sin embargo, esta migración hacia medios digitales no necesariamente significo la recuperación del pay publicitario que perdieron con el paso del tiempo, sino una mera estrategia para permanecer vigentes.

La buena noticia es que a pesar del cambio drástico en el modelo de negocio para la prensa impresa, aquellos que han logrado enfocar sus esfuerzos de ventas adecuadamente han podido asegurar un espacio razonablemente seguro entre sus lectores y suscriptores. A continuación describo algunas de las estrategias que se han utilizado exitosamente:

• Los medios impresos son de gran apoyo cuando se utilizan como complemento para reforzar una estrategia publicitaria en promociones con tiempo limitado y en zonas geográficas específicas. Esto se refiere a diarios regionales o revistas de circulación regional. Ejemplos de esto son los supermercados, las tiendas locales o programas regionales de los gobiernos.

• Para industrias como la moda, la industria de cosméticos y la de perfumes, las revistas de moda y de belleza son indudablemente el mejor medio para alcanzar el target ideal. En diversos estudios, en prácticamente todos los rincones del planeta, se han comprobado los beneficios de la publicidad impresa cuando es dirigida y segmentada. Es frecuente encontrar en revistas o periódicos, sachets con muestras de productos de belleza o catálogos y encartes para suscriptores de los medios con un gran margen de respuesta positiva para los anunciantes.

• Los medios impresos también han resurgido como un gran sustituto o complemento a la publicidad en redes sociales. Curiosamente, en esta época en la que nuestras bandejas de entrada de correo o incluso nuestras cuentas de Facebook están saturada de publicidad, recibir publicidad dirigida que podemos tocar y sentir con el tacto se está considerando un lujo.

• Utilizando la esencia de su contenido para reforzar los productos o servicios que se están anunciando, aunque esta estrategia se usado desde siempre en las revistas especializadas, sigo creyendo que nada iguala a un contenido honesto resaltando las virtudes del producto anunciado. Este tipo de comunicación es muy válida en las revistas especializadas como la moda, la belleza o la automotriz.

Una vez más, es innegable el efecto negativo que los medios impresos han sufrido en los últimos años; sin embargo, creo que cuando son utilizados estratégicamente son un gran vehículo para fortalecer las estrategias publicitarias.

No obstante, esta semana Televisa dio a conocer la triste noticia del cierre de operaciones de su editorial en Colombia.

Tras 29 años de labores en el país, Televisa cierra sus puertas en Colombia, donde editaba publicaciones como TVyNovelas, que por años ha sido una de las revistas más leídas en el país sudamericano.

Esta editorial también publicaba revistas de gran reconocimiento como Caras, Vanidades, Cosmopolitan, InFashion, Men’s Health, Ser Padres, Muy Interesante, Tú, Condorito, National Geographic, entre otras. El cierre de Televisa está confirmado, con el despido de más de 100 personas, aunque todavía se desconoce si otra empresa podría adquirir los derechos para publicar en Colombia algunas de estas revistas.

[email protected]

AntonioAja

Columnista

Showbiz