Desde hace ya varios años, la Amafore presenta anualmente una encuesta relacionada con el retiro. En esta ocasión, la encuesta tuvo como población objetivo a los jóvenes de entre 18 y 40 años de edad. La finalidad de la misma era conocer las actitudes y relación que tienen los jóvenes con los adultos mayores, así como las repercusiones que resultan de esta convivencia; además de conocer la percepción de los jóvenes con la vejez y sus actitudes y aptitudes relacionadas con el ahorro.

Los resultados de la encuesta revelan que el hecho de que los jóvenes dediquen recursos económicos y humanos al cuidado de adultos mayores tiene un efecto sobre su capacidad de ahorro y sus posibilidades de preparación para el futuro. Dicho de otra forma: los jóvenes están dedicando tiempo y dinero al cuidado de familiares retirados y esto tiene un impacto en su propio retiro.

Entre las consecuencias que trae consigo la transición demográfica, caracterizada por un aumento en la población adulta mayor, se encuentra que los jóvenes tengan una mayor interacción con personas de edad avanzada. Por ello, no sorprende que dentro de los hallazgos de la encuesta está que siete de cada 10 jóvenes estiman que se harán cargo de un adulto mayor en el futuro y que 18% de ellos ya viva con alguno. Más aún, de este porcentaje que vive con un jubilado, la mitad aporta recursos para su manutención. Además del impacto económico, la encuesta reporta que los jóvenes perciben que cuidar a un adulto mayor puede afectar en forma importante su estado de ánimo, su situación laboral y su tiempo libre.

Sobre la propia vejez, la encuesta muestra que la mitad de los jóvenes piensa que, cuando sean adultos mayores, su situación será mejor que la de sus familiares. Sin embargo, 61% de los hombres y 73% de las mujeres menores de 40 considera que serán sus hijos o familiares quienes los mantendrán en su retiro.

Entre los aspectos a destacar de la encuesta se encuentra que ocho de cada 10 jóvenes en México sí ha escuchado hablar de las afores y 38% de ellos posee una cuenta. También se encontró que lo que más valoran al elegir una administradora es el rendimiento que otorga. El estudio realizado por Buendía y Laredo fue consistente con otras encuestas que muestran que la mayoría de los jóvenes acostumbra ahorrar, aunque más de 50% lo hace en guardaditos, alcancías y tandas.

En suma, ejercicios como éste nos ayudan a comprender mejor el panorama que enfrentamos los mexicanos frente al retiro. Y nos invitan a trabajar en conjunto, individuos, gobierno, empresas y afores, para mejorar la cultura financiera de los mexicanos y atender en forma más efectiva las necesidades que tendremos en nuestra vejez.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones visite la página de Internet: www.amafore.org.