La cuarta revolución industrial ya está en marcha, el 2016 será un punto de inflexión. Las olas de transformaciones simultáneas impulsadas por las nuevas tecnologías se están convirtiendo en un tsunami, nos dijo Klaus Schwab, fundador del World Economic Forum, en Davos.

Todo se está reconfigurando, desde la producción y el consumo hasta el transporte y la comunicación, la forma como nos expresamos, informamos y entretenemos. Ya emergen nuevos modelos de negocio; los gobiernos y las instituciones se enfrentan a cambios ?inevitables que en muchas ocasiones rechazan porque no los entienden; los modelos de enseñanza y la salud no se quedan atrás. La cuarta revolución industrial es una realidad imparable.

Cada una de las transformaciones en proceso merece especial atención para hacer de este momento una oportunidad de desarrollo, inclusión y prosperidad. Mi gran preocupación antes de viajar a Davos era y sigue siendo ¿cómo lograr que esta revolución sea el renacimiento del que habla Klaus Schwab sin ser excluyente? ¿Cómo enfrentar los mayores desafíos valorando y respetando la dignidad humana por encima de cualquier interés económico? ¿Cómo hacer que esta cuarta revolución industrial realmente sea humana y sostenible?

La propuesta que llevé para hacer un llamado a la unidad, la empatía y la solidaridad es la campaña global #LetsBe1One, abrazada en primer lugar por los 50 Global Shapers (participantes más jóvenes en Davos) y a la cual se sumaron Bill y Melinda Gates; el príncipe Alberto de Mónaco; el príncipe Haakon de Noruega; el príncipe Turki Al Faisal de Arabia Saudita; Justin Trudeau, primer ministro de Canadá; Luis Alberto Moreno, presidente del BID; Ángel Gurría, secretario general de la OCDE; Muhtar Kent, chairman y CEO de Coca- Cola Company; Kevin Rudd, ex primer ministro de Australia; Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía; Sebastian Kurz, ministro de Relaciones Exteriores de Austria y los empresarios mexicanos José Antonio Fernández, de FEMSA, y Alejandro Ramírez, de Cinépolis, entre otros.

En el marco de la reunión anual también tuve oportunidad de conversar sobre la campaña con Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos; con la reina Rania de Jordania; la reina Máxima de Holanda; la reina Matilde de Bélgica; Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU, y George Osborne, chancellor of the Exchequer.

La semilla está puesta. Nos toca a ti y a mí empezar, dar ejemplo y contagiar para que cada día seamos más quienes tratemos a los demás con la dignidad que esperamos ser tratados. ¡Seamos UNO ahora!

Twitter: @armando_regil