Una de las últimas apuestas del gigante del streaming Netflix es poner toda la carne al asador en el mercado de los niños y jovenes.

Si bien esta importante apuesta para Netflix no es nueva, quizás estos redoblados esfuerzos  estén basados en la amenaza inminente con la que se encontrará en las próximas semanas cuando Disney lance su servicio de streaming Disney Plus. Con este servicio, Disney tendrá una oferta impresionante de contenido original, nuevo y antiguo. Se estima que más de 7,500 episodios de series, películas de Pixar, Marvel y Lucas Films, así como contenido de National Geographic, se estrenen en Disney Plus.

Adicional a esta poderosa oferta de irresistible contenido, Disney se presentará con un precio de 7 dólares al mes a diferencia de los 13 dólares que cobra Netflix. Con esta estrategia de precio, Disney Plus asegura que los hogares norteamericanos le abrirán sus puertas y espera que con el tiempo prefieran esta plataforma por sobre Netflix. Y en lo que podría ser el último clavo en el ataúd para Netflix, como era de esperarse y ha sido ampliamente comentado, Disney ha ido retirando sus licencias de contenido que anteriormente tenía con dicha plataforma.

Sin embargo, como ha sido característico de su carismático líder Reed Hastings, Netflix, no solamente no se ha quedado cruzado de brazos sino que silenciosamente ha estado formando un interesante equipo que pueda hacer frente a la tormenta que se viene, al menos en cuanto a la creación de contenido se refiere.

En el último año se ha visto una importante migración de ejecutivos y líderes creativos en contenido para niños de Disney hacia Netflix. Ahora, todos arropados bajo el manto  del legendario productor, director y coreógrafo Kenny Ortega, este talentoso grupo de especialistas en niños promete dar algo de guerra a Disney.

Como probablemente sepa, Kenny Ortega conocido por su larga trayectoria en blockbusters para adolescentes, como coreógrafo, director y productor, desde hace décadas (Xanadu, St Elmos Fire, High School Musical y This is it, de Michael Jackson) tiene todo lo que se necesita para llevar a Netflix a donde necesita estar para no ser devorado por el gigante del entretenimiento sin antes dar batalla.

Disney a través de los años se ha caracterizado como el líder de contenido para niños. Sin embargo a raíz de su posicionamiento como líder del streaming, Netflix ha tenido una gran aceptación por parte de los niños, curiosamente, gracias al contenido del propio Disney. Netflix ha comprobado el beneficio de atender a familias y en particular a niños.

Será interesante ver cómo se acaba de integrar este mercado entre los dos competidores.

Mientras tanto, en TV abierta

Los últimos datos muestran que la gran final de ¿Quién es la máscara? fue la emisión de mayor audiencia de 2018 y 2019, registrando un alcance de 9.76 millones de personas, según datos de Nielsen IBOPE México.

La final de ¿Quién es la máscara?, transmitida por Las Estrellas el domingo 13 de octubre, supero a su competencia por más de 148%.

Durante todas sus emisiones, dicho programa se ubicó como la emisión más vista de la programación dominical, consolidándose como el reality más exitoso de la TV abierta mexicana.

¿Quién es la máscara? es un show en el que 16 celebridades se presentan ocultas en vistosos personajes e invitan al público a tratar de descubrir su identidad.

El ganador de la primera edición de este show televisivo fue Vadhir Derbez, quien participó oculto en el personaje de “Camaleón”.

Con ¿Quién es la máscara?, Televisa y Endemol Shine Boomdog se ubican nuevamente a la vanguardia, al traer a México el formato de reality más novedoso y exitoso del mercado internacional. La segunda temporada de este mismo formato se emitirá por Las Estrellas en 2020.

[email protected]

Antonio Aja

Columnista

Showbiz