Los 34,000 productores en Campeche siembran 178,000 hectáreas, que equivalen a 3% del total nacional, pero en el ámbito municipal, el municipio de Hopelchén se ubica en el noveno lugar nacional con 176,000 toneladas (SIAP, 2014). De igual forma, existen 22 empresas que realizan acopio y comercialización.

El crecimiento en Campeche que ha tenido la red de valor maíz en términos de superficie cultivada y producción es de 2.5% promedio de Tasa de Crecimiento Anual Constante (TCAC), en los últimos cinco años, empujado por las engordas de cerdo, pollo y producción de huevo, ubicadas en el vecino estado de Yucatán (a 140 km de distancia), el cual demanda 1 millón 400,000 toneladas por año de maíz y 365,000 toneladas de soya.

Para incrementar la productividad y rentabilidad del maíz, es necesario tomar en cuenta las condiciones del estado de Campeche, sembrándose principalmente en el ciclo primavera-verano (condiciones de temporal), con 94% del volumen producido y donde el riesgo más alto es la sequía; sin embargo, se cuenta con disponibilidad de agua en el subsuelo para riego, el cual a excepción de un área aledaña a la ciudad de Campeche, no existe veda para la extracción de aguas subterráneas, complementado con mejoras tecnológicas, tales como la agricultura de conservación, que consiste, entre sus principales prácticas, en el bajo laboreo del suelo y una nutrición balanceada puede contribuir en mejorar los rendimientos.

En la industria y comercialización es importante apoyar a las empresas en el desarrollo de proveedores e impulsar la industrialización del maíz, la cual prevé la instalación de baterías de silos y una harinera.

En este sentido, el financiamiento y los apoyos de fomento tecnológico de FIRA han sido fundamentales, ya que durante los últimos 10 años, esta entidad de la banca de desarrollo muestra una tendencia creciente en la canalización de créditos a esta red. El flujo de fondeo a la cadena maíz pasó de 119 millones de pesos en el 2010 a 337 millones en el 2014, con participación de 50% de la población prioritaria, beneficiando a 1,000 productores tanto en la actividad primaria, como en la comercialización e industrialización y servicios. La expectativa de financiamiento para el 2015 es del orden de 400 millones de pesos, 20% más con respecto al año anterior, incidiendo en la compra de tierras para tres comunidades menonitas, lo que refleja el impulso que dicha institución realiza en todos los eslabones de la red maíz en el estado de Campeche.

*La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA. Mario Centeno Juárez

[email protected]