Recordemos que la política es un medio y no un fin, el fin es la salud de México y los mexicanos. ¡Enfoquémonos en ello! Recordemos que solo con mayor producción se incrementa el bienestar.

En realidad es tiempo de hacer lo mejor para el crecimiento económico de México, evitando la marginación, el incremento de la pobreza y el gran deterioro de la producción nacional. Si no nos preocupamos por ello, tarde que temprano las necesidades primarias de la población, terminarán destrozando cualquier inclinación política que no las satisfaga.

Como bien lo comentaba don Alfonso Romo Garza, Jefe de la Oficina de la Presidencia ante el Comité Directivo de Septiembre 2020 del Consejo Nacional Agropecuario, “...Lo único que tiene México para crecer es la inversión privada” “Nadie va a hacer por México lo que los mexicanos no hagamos por nosotros”, “México no tiene otra salida, que dar certidumbre jurídica y física al sector privado nacional para que estén dispuestos a invertir. “Todo el Gabinete debe orientar su gestión en lograr cero barreras para la inversión, logrando las facilidades necesarias para ello ...”.

Ojalá que como lo propone don Alfonso, todo al actual gabinete enfoque sus baterías en generar las condiciones que permitan incrementar los niveles de inversión del sector privado.

Porque no empezar por lograr que el dinero de los ahorros de los mexicanos se aproveche en mayores porcentajes para incrementar la inversión en proyectos productivos de alcance nacional. Es lamentable la estadística de inversiones de las Afores, donde por ejemplo a finales de octubre del 2019 se venía invirtiendo:

  • 54% en deuda gubernamental
  • Más del 25% en Renta Variable y Deuda Internacional

Cuando vemos estos números, y por otro lado estamos de acuerdo en la falta de inversión privada en proyectos nacionales, en realidad no nos explicamos porque se utiliza el ahorro de los mexicanos principalmente para financiar proyectos del Gobierno (como el tren Maya) y algo más grave todavía, proyectos productivos de otros países en el extranjero, y por el contrario es muy poco lo que las Afore invierten en proyectos productivos nacionales de impacto directo en el crecimiento económico del país. ¿No nos estamos pisando los callos?

Como el caso anterior, vamos procurando juntos por iniciativas que den plena seguridad y motiven la inversión en proyectos productivos privados en todos los sectores económicos, y no solo eso, igualmente es momento de trabajar en fomentar la seguridad y el crecimiento de los proyectos productivos, promoviendo redes y cadenas comerciales, exportación, modernización, innovación e institucionalización básica que facilite la seguridad, crecimiento, y rentabilidad en armonía empresarial y familiar. La verdad es que lograr un mayor crecimiento no es cuestión de buenos deseos, toda la gestión y políticas públicas deben enfocarse en promover la inversión, eliminando la enorme incertidumbre creada por la inseguridad, corrupción y conflictos de interés económico y político que tanto nos distraen de lo importante.

¡Por favor, sumémonos a la inversión en proyectos productivos de México, así sí se puede¡

* Presidente del Grupo GIS y Presidente de la Comisión de Negocios y Financiamiento de Coparmex