¿Qué pasa? ¿Qué celebramos? ¿Independencia, libertad y bienestar? ¿El crecimiento económico a 7%? ¿El avance incontenible de la inversión productiva? ¿La cancelación de la miseria? ¿La recuperación del precio del petróleo? ¿El tipo de cambio a 12.50? No. Algo mucho mejor y trascendente: la rerrecaptura del Chapo, el narco más importante, buscado y perseguido del mundo. Estamos a la cabeza, así sea deshonroso e infamante.

Se monta una alharaca de padre y muy señor mío. Empieza con templete en el aeropuerto, hangar de la Marina. El secretario Osorio dice que es un logro de todos -¿yo incluido?- y que sin duda es una respuesta de Estado .

Mi duda está en el significado de esta misteriosa afirmación. Reitera, tozudo, que el hecho tiene que ver con garantizar la seguridad de todas y todos los habitantes de nuestro país . ¿Seguridad con violencia, crimen y pobreza? La procuradora, necia mecha empeñada en taparle el ojo derecho, que detalla los operativos de alta inteligencia -y altísima duración-, omitió decir que por un pelito, una descompostura de coche, don Joaquín, fantasmón creado por el gobierno, cortina de humo, estuvo a punto de tomar otra vez las de Villadiego.

Los secretarios de Defensa y Marina, tiesos, obligados a aparecer en estos sainetes, tragan camote. Lo culminante: la cara del fulano mirando a la cámara.

La solemne y concurridísima -qué vergüenza- velación del líder obrero megapillo desluce al conocerse la sensacional noticia. El entusiasmo inundó el salón José María Morelos de la cancillería. Abrazos, besos y hasta lágrimas de gozo.

La cancillería, sin tapujo, exhibió servilismo: qué honor estar en su gobierno, señor Presi. Funcionarios entonan un desafinadísimo himno nacional. ¡La patria se salva! Les hacen comparsa los diplomáticos, por accidente participantes en la pachanga. Alocución del mandatario desde el Patio de Honor del Palacio Nacional.

Es una inyección de ánimo para los mexicanos , afirmó, regocijado y emocionado. Don Miguel Ángel (OCh): Es así como el presidente Enrique Peña Nieto cumple con hechos su compromiso con las y los mexicanos . Obligado a referirse a las , primero, y a los , después, por aquello del género.

¡Bailemos alegres! ¡Feliz 2016!

Post scríptum: A la Alta Inteligencia le pasó de noche que el prófugo concedió entrevista a un actor gringo y a mi sobrina en tercer grado, Kate del Castillo.

[email protected]