La participación nacional se ubica alrededor de 1.7% de la producción global, únicamente detrás de China (40.9%), India (11.6%), Estados Unidos (3.4%), Brasil (2.6%), Turquía (2.3%) e Irán (1.8 por ciento).

Si se toma en consideración la superficie total de estos países, la producción promedio en México es aproximadamente 16.3 toneladas por kilómetro cuadrado, superando ampliamente lo conseguido por los Estados Unidos (6.5 ton/km2) y Brasil (5.8 ton/km2).

El gran dinamismo que recientemente ha exhibido en nuestro país la producción del sector hortofrutícola se evidencia al comparar el desempeño nacional con los registros de años anteriores.

En 1990, México participó con 1.9% de la producción mundial y se encontraba en la posición 12 de los países productores. A partir de esa fecha, la producción nacional ha crecido a una tasa promedio anual de 3 por ciento.

Si se compara con los principales productores actuales, esta tasa de crecimiento solamente es superada por la de China y la India (6.9 y 4.4%, respectivamente), países que a partir del 2010 aportan en conjunto más de la mitad de la producción mundial de frutas y hortalizas.

Estas cifras revelan que, a pesar de que la tendencia actual muestra una alta concentración en la producción de frutas y verduras en estos dos países asiáticos, en México la producción de productos hortofrutícolas ha mostrado ser sólida y con un crecimiento por encima del desempeño de sus principales competidores.

La fortaleza y el dinamismo de la producción de frutas y hortalizas en México se asocia, entre muchos otros factores, a la ventaja dada por condiciones climatológicas idóneas para el cultivo de estos productos. Asimismo, la incorporación de distintas tecnologías ha ayudado al correcto desarrollo de los productos y a la mitigación de diversos riesgos.

Las frutas producidas en México que se destacan por su participación a nivel internacional son el aguacate (30.2% de la producción mundial), limón (13.6%), papaya (6.6%), naranja (6.3%), frambuesa (5.8%), fresa (5.7%) y toronja (5.1 por ciento). A excepción de la naranja, México se ubica entre los primeros cinco países productores de estas frutas.

Históricamente, nuestro país ha liderado la producción mundial de aguacate, siendo la República Dominicana el segundo principal productor con 8.5% de la producción mundial.

Por otro lado, las verduras producidas en México con mayor relevancia a nivel mundial son el chile (8.5% de la producción mundial), ejote (6.6%), cebolla (2.3%), calabaza (2.3%), espárrago (2.2%), tomate (2.1%) y brócoli y coliflor (2.1 por ciento).

Como caso de gran interés, se encuentra el desempeño de la producción de berries o frutillas (arándanos, frambuesas, moras, etcétera), las cuales en conjunto han crecido a partir de 1990 a un ritmo promedio anual de 46%, muy por encima del desempeño del resto de las frutas y hortalizas. Otros cultivos cuya producción ha crecido notablemente son: fresa, alcachofa, chile, mandarina y berenjena.

En la segunda parte de esta nota se presentarán aspectos relacionados con la participación de México en las exportaciones de los productos hortofrutícolas.

*Ricardo Bustos Guajardo es especialista de la Subdirección de Investigación Económica en FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.