México tiene visibilidad relevante a nivel internacional al formar parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En conflictos como el que se ha vivido en Medio Oriente durante las últimas dos semanas, la comunidad internacional suele voltear hacia el Consejo de Seguridad para conocer el rumbo que tomarán las resoluciones adoptadas por las 15 naciones que lo conforman.

El discurso que leyó el día de ayer 20 de mayo, frente al pleno de la Asamblea el Representante Permanente de México ante las Naciones Unidas, el doctor Juan Ramón de la Fuente, sobre el conflicto en Medio Oriente, resulta muy importante porque fija la postura del Gobierno mexicano y, al mismo tiempo, adelanta pistas sobre la dirección de su votación en caso de que hubiera una resolución sobre el conflicto entre Israel y Palestina. De hecho, Francia avisó la noche del martes que presentaría una, pero Estados Unidos adelantó su intención de bloquearla.

De las palabras del doctor De la Fuente se desprenden al menos seis posturas del Gobierno:

1. México rechaza todo acto que ponga en riesgo la seguridad de la población civil sea palestina o israelí.

2. México revela su deseo de activar posturas y resoluciones en el Consejo de Seguridad. “A pesar de que la situación se agrava día a día, lamentamos que el Consejo de Seguridad todavía no haya sido capaz de pronunciarse”. El embajador de la Misión recordó que el Consejo de Seguridad es “uno de los principales garantes de la paz y la seguridad internacionales”.

3. El gobierno mexicano recuerda el acto que hizo saltar la chispa del nuevo capítulo del conflicto hace dos semanas: La mañana del lunes 10 de mayo fueron desalojados palestinos de la mezquita de Al-Aqsa. “Nada justifica la interrupción violenta de los servicios religiosos los ataques en iglesias, sinagogas, mezquitas, u otros lugares de culto; son deplorables”.

4. México está a favor de la resolución 2334 del Consejo de Seguridad (se refiere a la situación de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos) y del derecho internacional. “Mi país se pronuncia en contra de toda medida que intente alterar el carácter y composición demográfica de Jerusalén Oriental. La transferencia de población, el decomiso de propiedades, las demoliciones, los desalojos forzados y las actividades de expansión de los asentamientos, constituyen violaciones del derecho internacional”.

5. México se manifiesta en contra del uso desproporcionado de la fuerza en la Franja de Gaza (pero también) condenamos los cohetes lanzados por parte de Hamas contra Israel.

6. El gobierno de México se manifiesta a favor de la existencia de “dos estados (...) que convivan con fronteras seguras e internacionalmente reconocidas”.

Lo mejor de ayer: el cese el fuego.