Se ha advertido en diferentes medios que, en próximos días, América Móvil (Telmex-Telcel) obtendrá la autorización, vía su subsidiaria Claro TV, para proveer el servicio de TV de paga en el país. Ello, tras tres décadas de prohibición expresa al otorgarle su título de concesión en el segmento de telecomunicaciones fijas.

Con ello, se habilitaría una ruta de reconcentración de mercado y fortalecimiento del agente económico preponderante en telecomunicaciones (AEP-T), en contravención al cometido de competencia efectiva y balance de condiciones competitivas entre jugadores que tiene a su cargo el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

A la fecha, son manifiestas circunstancias antagónicas a este quehacer regulatorio y que sin duda, se traducirán en mayores ventajas operativas para el preponderante y generarán un mayor desequilibrio competitivo.

Preponderancia Medida en Usuarios. De acuerdo con la métrica utilizada para la definición de preponderancia, es decir, el agregado de usuarios de telecomunicaciones en el mercado mexicano, América Móvil provee servicios móviles y fijos (telefonía y banda ancha) a 58.6% del total al mes de diciembre de 2020, una proporción tan sólo 7.5 puntos porcentuales (pp) menor a la registrada al inicio del periodo de aplicación de medidas de regulación asimétrica (marzo de 2014). Esto significa prácticamente una reducción de 1 pp al año, desde que fue determinado AEP-T.

A pesar de haber reducido su peso en el segmento fijo, continúa ostentando una gran participación de mercado en el móvil, así como en el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones que le permitirá dar soporte al servicio de TV de paga en México.

Preponderancia en Infraestructura. En el caso de las redes de banda ancha fija, Telmex tiene presencia en 97.8% de los municipios (1,624) que cuentan con capacidades desplegadas para la provisión de este servicio. Al mismo tiempo, ostenta una posición monopólica en prácticamente la totalidad (96.3%) de los 950 municipios en los que sólo tiene presencia un solo operador, estos representan 57.6% del total en los que el operador tiene cubertura (1,588), de acuerdo con cifras del IFT.

La disponibilidad de redes de fibra óptica de este operador alcanza una extensión de 320 mil km. desplegados, nivel 3.3 veces superior a la capacidad instalada del segundo lugar en esta métrica (Totalplay) y 6.3 veces mayor a la magnitud de la red troncal del gobierno mexicano administrada por CFE.

En lo que toca a la cobertura de redes móviles, Telcel registra una posición predominante en términos de cobertura garantizada de 3G y 4G a lo largo del territorio nacional de 88.7% y 81.7%, respectivamente que dista significativamente de sus competidores.

Ganancias Extraordinarias y Mayor Desequilibrio Competitivo. Este posicionamiento preeminente en diferentes métricas es consecuencia de la generación histórica de ganancias extraordinarias que ascendieron a 29,691 millones de pesos al tercer trimestre de 2021, nivel tan sólo 0.4% menor al que registraba en marzo de 2014.

La decisión de aprobar la entrada de TV de paga a América Móvil se tomaría en un momento terminantemente desafortunado para la competencia ante las condiciones descritas. Por lo que de confirmarse se exacerbaría el desequilibrio competitivo y se habilitaría una ruta de mayor reconcentración de mercado a favor de este operador.

Se constituiría el peor escenario para la competencia, los jugadores competidores y los consumidores, por los potenciales efectos de una imperativa falta de competencia en el sector de telecomunicaciones en México.

@ernestopiedras

Ernesto Piedras

Director General de The Competitive Intelligence Unit

Inteligencia Competitiva

Lee más de este autor