Paradojas de la clase política chilanga. El tramo final de la reforma político-electoral que convertiría al Distrito Federal en la ciudad de México (CDMX) aunque no queda claro si mantendrá su estatus de sede de los Poderes de la Unión o se erigirá como el estado 32 de la República está en manos sonorenses.

Cecilia Soto llegó a la Cámara de Diputados por el Partido Verde, encabeza la Comisión del Distrito Federal en San Lázaro y es nativa de Ciudad Obregón. De allí mismo es el priista José Encarnación Alfaro, quedó al frente de la Comisión Especial para la Reforma Política en la Asamblea Legislativa. Ambos tienen interlocución y cercanía con el presidente nacional del tricolor, Manlio Fabio Beltrones, hijo pródigo de Villa Juárez.

El espíritu de Uruchurtu se apodera de la reforma política , bromea Alfaro, quien como sus paisanos ha forjado buena parte de su carrera política en la ciudad de México y se asume orgullosamente capitalino.

Entre los protagonistas de este momento decisivo de la conversión del DF en la CDMX hay otra sonorense: la actual secretaria de Gobierno, Patricia Mercado Castro, quien comparte la voluntad política de los representantes de la cuarta fuerza electoral, pero sabe que se requiere de mucha negociación y tiempo para materializar la reforma al artículo 122 constitucional.

Lo que decidió el Senado (el pasado 28 de abril, en el penúltimo día de sesiones de la LXI Legislatura federal) ni siquiera tiene cómodo a quienes dieron su voto a favor, por instrucciones de sus coordinadores de bancada , recordaba recientemente la funcionaria mancerista cuando se le pedía imaginar la integración de la Asamblea Constituyente.

La reforma sancionada en la Cámara Alta llegó como minuta a San Lázaro, donde el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tramitó una nueva iniciativa. ¿Y los acuerdos del Pacto por México? ¿Y la ruta crítica trazada en los transitorios? Justo dentro de un mes si hubiera concluido exitosamente el proceso legislativo el INE convocaría a la elección de los diputados constituyentes. ¿Y para el 2016? Dirigentes políticos consultados sobre estos temas lo valoran poco probable; en cambio, consideran viable que de los 66 integrantes de la actual Asamblea Legislativa salgan los 60 diputados constituyentes y los 40 restantes contemplados por la reforma política, de acuerdo a la fórmula original (14 senadores, 14 diputados federales, seis designados por el Ejecutivo federal y seis por el jefe de Gobierno).

En cualquier caso, el único plazo fatal expira el 31 de enero del 2017, cuando tendría que quedar aprobada la Constitución Política de la ciudad de México. La elección de los poderes locales 16 alcaldías, los diputados que correspondan a la integración del nuevo órgano legislativo y el nuevo jefe de Gobierno sería concurrente con los comicios presidenciales del 2018.

¿Existen visos de que este asunto pueda resolverse en San Lázaro en el periodo ordinario de sesiones que concluye el 15 de diciembre? No. ¿Y un extraordinario? Poco probable, refirió un enlace gubernamental de primer nivel con el Poder Legislativo, quien además observó que en estos asuntos ya no se escuchará la voz de Aurelio Nuño y los planteamientos de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) son una incógnita.

El Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fijaron postura en la instalación de la Comisión Especial para la reforma política, hace una semana. El presidente del blanquiazul en el DF, Mauricio Tabe Echartea, se pronunció abiertamente por corregir la minuta aprobada en el Senado de la República para quitar la camisa de fuerza que limita la conversión de las 16 delegaciones políticas en alcaldías y definir aspectos relevantes como la coordinación metropolitana, la ciudadanización de los órganos autónomos y la democratización del órgano legislativo.

Tenemos que dar una discusión pensando en la reforma política, pero no la de los políticos, en aquella que nos permita transformar los gobiernos, para que sirvan mejor a los ciudadanos , resumió.

Empoderar a las futuras alcaldías, es otra de las banderas que roba el PAN. La funcionalidad en los poderes de la ciudad de México es uno de los temas que deben revisarse, coincide el priista José Encarnación Alfaro, quien en su calidad de presidente de la Comisión Especial de la ALDF ya contactó a Cecilia Soto para construir el acuerdo político que permita que las consideraciones de las instancias locales sean ponderadas en el proceso de dictaminación, que ocurrirá en la recién instalada Comisión para el Distrito Federal de la Cámara de Diputados, donde concurren 22 legisladores: ocho del PRI, tres del PAN, cuatro del PRD, dos del PVEM, dos de Morena y otros dos de Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano. Ariadna Montiel, quien dejó la bancada perredista, completa la formación.

EFECTOS SECUNDARIOS

ATAQUE. Justo cuando el presidente Enrique Peña Nieto se pronunciaba por un debate amplio e incluyente sobre los distintos usos de la mariguana, el portal de la Presidencia de la República registró una embestida digital, que lo dejó inaccesible hasta que el staff de Los Pinos logró activar el espejo.

¿DESACATADOS? Tras de la anulación de los comicios para gobernador en Colima, los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación emplazaron al Congreso estatal a emitir la convocatoria a la nueva elección. A la mayoría panista, encabezada por la diputada Martha Sosa Govea, parece no correrle ninguna prisa: han dejado ver que no se celebrarían las elecciones extraordinarias en lo que resta del 2015. ¿El mejor escenario? El segundo domingo de febrero.

[email protected]