Que para comprar el avión presidencial están formados 36 postores interesados de 13 países y en consecuencia es muy probable lograr una venta exitosa.

Al menos eso es lo que espera el director de Banobras, Jorge Mendoza, quien reconoce que al vender activos siempre es difícil recibir el precio original de compra.

Por lo pronto el gobierno mexicano, a través de esa banca de desarrollo, ya recibió los dos avalúos de parte de las Naciones Unidas y cuyos resultados, por razones de negociación, mantiene en estricta confidencialidad.

Sin embargo el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que el avalúo está entre 130 y 150 millones de dólares.

O sea que de entrada, los inversionistas muy probablemente apunten al precio más bajo.

La venta está prevista para realizarse este mes de junio o el próximo mes de julio.

En “virtud” del “apetito” que se está registrando hay confianza en el gobierno de poder realizar la venta.

El directivo, hasta hace algunos días, planeaba que los recursos que se obtengan se destinen a programas sociales o productivos elegidos por la Secretaría de Hacienda, que encabeza Carlos Urzúa.

Sin embargo, el presidente López Obrador, en el contexto de la crisis migratoria, en su conferencia mañanera dijo que lo que se obtenga de la venta del avión presidencial se destinará a la atención del objetivo para reducir el flujo migratorio de centroamericanos.

Se trata del avión presidencial cuya venta fue ordenada por el expresidente Felipe Calderón y recibido y utilizado por el expresidente Enrique Peña Nieto.

Es el mismo avión que sirvió como uno de los temas que utilizó el hoy presidente de México, durante su campaña para señalar los presuntos gastos excesivos.

Llegó a afirmar que había costado 7,500 millones de pesos y que un avión como ése no lo tenía ni Obama (el expresidente de EU).

Lo cierto es que el gobierno mexicano tuvo que pagar 419 millones 940,268 pesos por la anualidad del avión presidencial pese a estar sin uso en un hangar de California, Estados Unidos.

Además de un costo de mantenimiento de 45 millones de pesos anuales.

El TP01 José María Morelos y Pavón fue adquirido por 3,156 millones de pesos, a los que se deben sumar 2,761 millones por el costo financiero del arrendamiento.

Veremos a qué precio se vende. Se ve muy difícil que pueda resultar una venta exitosa en términos económicos.

Se perderá un activo, por el que no se ha dejado de pagar sin ser utilizado y a un precio castigado.

CRE languidece

Hoy será la última sesión del órgano de gobierno de la Comisión Reguladora de Energía en la que participe como comisionado presidente Guillermo García Alcocer.

A partir del 15 de junio, surte efecto su renuncia, anunciada con anticipación, al órgano regulador, luego de haber vivido la confrontación más audaz y valiente que se haya visto de funcionario alguno en defensa de la autonomía de la institución que encabeza.

El cambio de paradigma en el sector energético, con el cambio de gobierno provocó distintas reacciones entre quienes encabezan los órganos reguladores autónomos y la de García Alcocer, sin duda fue la más estoica.

Habrá que ver si el gobierno de la Cuarta Transformación decide designar a un sustituto o la deja acéfala como ocurrió con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

En la CNH no hay comisionado presidente desde que renunció Juan Carlos Zepeda el 30 de noviembre del 2018.

La comisionada encargada de la presidencia es la doctora Alma América Porres Luna.

La Junta de Gobierno de la CNH sigue sesionando con cuatro de siete comisionados.

En la CRE, el “último de los mohicanos”, es decir, el último de los comisionados no designado por el actual gobierno, es Luis Guillermo Pineda, su periodo concluye el próximo año 2023 y por lo que se sabe, piensa concluirlo.

Además del comisionado presidente, renuncian a la CRE: Ingrid Gallo, secretaria ejecutiva, Nora Ceballos, de la Unidad Administrativa, Meney de la Peza de la Unidad de Hidrocarburos, Alejandro Chanona, del área de planeación, Enrique Wolpert del área de vinculación y Selene González, titular de la vocería.

Cero y van dos órganos autónomos del sector energético debilitados.

ATISBOS

REPROGRAMAN.- La Corte aplazó su resolución en torno al espinoso tema on net-off net con el que se confrontan las poderosas empresas de telecomunicaciones: ATT y Telefónica contra América Móvil-Telcel.

Que será hasta mañana viernes cuando se determine si el tema se incluye en una próxima sesión que podría celebrarse en 15 días.

Advierten los competidores del agente económico preponderante que de ganar este amparo Telcel podría establecer, nuevamente, precios discriminatorios, ya que podría cobrar distintos precios a los usuarios, si éstos llaman a usuarios de su red o si llaman a usuarios de otras compañías.

Es lo que en la jerga de la industria es conocido como el efecto “club”.

Hay enorme expectación por lo que resolverá la Suprema Corte de Justicia de la Nación alrededor del tema y si debe mantenerse en la Ley Federal de Telecomunicaciones o si deberá ser el órgano regulador, el Instituto Federal de Telecomunicaciones que preside Gabriel Contreras, el que debe decidir al respecto.

CÚPULAS.- Mañana se firma un nuevo acuerdo del CCE (con sus 12 organismos) —liderado por Carlos Salazar— para el fomento a la inversión. En el mismo evento, se darán a conocer las cifras consensuadas de inversión del Consejo Mexicano de Negocios, que preside Antonio del Valle.

Marco A.Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.