El gremio de las afores está más preocupado por que se alcance una solución de corto y mediano plazo para aumentar el monto de la aportación obligatoria —que hoy es de 6.5%, y debe de llegar a 15%—, que por cualquier potencial escenario de riesgo por decisiones radicales.

Para la Amafore no hay posibilidad de un regreso al pasado en el sistema privado de pensiones, ni riesgo de que el gobierno decida tomar los recursos que los trabajadores ahorran en las afores.

El presidente de la organización que agremia a las empresas que administran los recursos de los trabajadores, Bernardo González, considera que el tiempo ya está encima para el sistema privado de pensiones.

Cada día que se pierde, va en detrimento del ahorro de los trabajadores y en particular los de menores ingresos.

Lo que urge es aumentar el monto de la aportación, la edad de retiro y el ahorro voluntario.

Incluso cree que debería de haber algún tipo de intervención, y el sector privado está considerando alternativas para enfrentar el problema que implicará las primeras generaciones de trabajadores pensionados que recibirán pensiones muy bajas.

¿Vuelta al pasado?

La pregunta al dirigente es clara y directa: ¿Hay posibilidades de que se pretenda dar marcha atrás al sistema privado de pensiones?

Y la respuesta de González también es contundente: No lo veo factible, afirma.

Las autoridades financieras han señalado claramente que están en contra de cualquier intento de regresar al régimen anterior; más allá de un tema ideológico, es inviable absolutamente.

Simple y sencillamente —remata— no dan los ingresos del gobierno ni la capacidad de endeudamiento del país.

Recuerda que la administración de los fondos de pensiones que han hecho los estados en general; los gobiernos, no sólo de México, de muchos países, no ha sido muy buena.

Sería volver a perder tiempo respecto de una estrategia que requiere una solución inmediata que es el incremento a las aportaciones.

Otra pregunta directa: ¿Descartas que el gobierno pudiera decidir tomar los recursos de los ahorros de los trabajadores?

Y otra respuesta sin ambages: Las autoridades lo han dicho muy claro: No lo van a hacer.

Lo ha comentado el secretario de Hacienda, Arturo Herrera; lo ha comentado el presidente de la Consar, Abraham Vela, esos recursos son de los trabajadores que han aportado a lo largo del tiempo.

Lo que hay que hacer es mejorar los parámetros de este sistema, no revertirlos.

Aportación de 6.5 a 15%

González dice que lo que urge es aumentar el monto de la aportación que a la fecha es de sólo 6.5 por ciento.

Y no lo dice sólo la Amafore, es un diagnóstico que han realizado las autoridades de Hacienda y la Consar, y por su parte el Consejo Coordinador Empresarial, además de los sindicatos.

Todos reconocen la necesidad de aumentar las aportaciones o de lo contrario estaremos viendo una población de adultos mayores en pobreza.

Pero sobre todo, del universo de trabajadores, los más perjudicados serán lo de menores ingresos.

La gran reforma debe incluir los tres temas: el aumento gradual de la aportación, el aumento de la edad de retiro y el aumento del ahorro voluntario. Hasta ahí lo que piensa Bernardo González.

Acuerdo comisiones

Por otra parte, y sobre el tema de las pensiones y en particular el acuerdo en materia de las comisiones que cobran las afores a los trabajadores, que le he comentado en este espacio y que está en proceso —muy lento por cierto de parte la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), presidida por César Hernández—, la noticia es que con todo y el retardo burocrático, la expectativa es que en dos o tres semanas haya buenas noticias con su aprobación.

Será el inicio de un proceso de reducción de las comisiones que hoy favorecen a las 10 afores que operan en México, lo cual también aquí se lo he documentado

Obviamente, este proceso de disminución de cuotas beneficiará a los trabajadores.

La “nota” es tan buena que muy probablemente el presidente Andrés Manuel López Obrador la dará durante su conferencia de prensa “mañanera”.

Le recuerdo amigo lector que la iniciativa de reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro, que incluye el acuerdo para reducir las comisiones que cobran las afores a los trabajadores, es independiente a la reforma de gran calado que apenas se está cocinando para aumentar el monto de la aportación y la edad de jubilación, entre otros temas, aunque hay muchos “ñoños” que confunden “la magnesia con la gimnasia”.

ATISBOS

BOMBA.- El tema de las pensiones ínfimas y un eventual escándalo social es una especie de bomba de tiempo.

En el sector especializado del gobierno lo tienen claro, aunque no en todo el gobierno en sí mismo.

Le puedo adelantar que las autoridades financieras analizan medidas para atemperar el potencial impacto social y económico en las primeras generaciones del SAR.

Tales medidas implican un costo fiscal importante pero al mismo tiempo implicaría un positivo mensaje para los mercados.

De no lograrse estas medidas, México podría entrar en una dinámica social y política de terror como la chilena.

La fecha fatal, para desactivar la bomba de tiempo, con un paquete de medidas, y que lo apruebe el Congreso, es el 2022.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.