El yuan chino se debilitó el martes y el yen revirtió sus pérdidas previas, después de que un reporte, que indicó que Estados Unidos mantendrá los aranceles sobre bienes chinos hacia las elecciones, golpeó la búsqueda por activos de riesgo.

La noticia se conoce un día antes de la firma de un acuerdo comercial preliminar entre Washington y Pekín para reducir las tensiones de una guerra comercial de 18 meses.

Bloomberg News informó que Estados Unidos revisará y retirará los aranceles existentes no antes de 10 meses después de que el tratado se firme.

El lunes, el Departamento del Tesoro revirtió su designación de China como manipulador de monedas en lo que fue visto como un gesto conciliador antes de la firma del tratado.

El apetito por el riesgo ha mejorado y la demanda por activos seguros como el yen se ha reducido ante las señales de que ambos países están cerca distender la guerra comercial, a la que se culpa de ser una de las mayores complicaciones para el crecimiento mundial.

El yen avanzó a 109.92 unidades por dólar tras alcanzar los 110.2 yenes, su mayor nivel desde el 23 de mayo.

Mientras, el yuan en los mercados internacionales se debilitó a 6.89 unidades, tras subir a 6.87 yuanes por dólar, su techo desde el 11 de julio.

En tanto, el euro ha retrocedido a 1.1130 dólares desde un máximo de cinco meses de 1.1239 dólares del 31 de diciembre. Las moneda seguirán presentando volatilidad hasta que se aclaren las condiciones de las nuevas reglas.