Las acciones de Wall Street cerraron con un alza el lunes, recuperando parte del terreno perdido el viernes, ya que los inversionistas parecían esperanzados en que la variante del coronavirus Ómicron no provocará confinamientos tras palabras tranquilizadoras del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El Nasdaq lideró las ganancias entre los índices con la ayuda del sector tecnológico, mientras que el S&P y el Dow Jones avanzaron después de sufrir sus mayores caídas porcentuales diarias en meses en la sesión del viernes, cuando los inversionistas se preocuparon de los trastornos que podría provocar la nueva variante del Covid-19.

El S&P 500 ganó 60.65 puntos, o un 1.32%, a 4,655.27 unidades, mientras que el Nasdaq sumó 291.17 puntos, o un 1.88%, a 15,782.83 unidades. El Promedio Industrial Dow Jones subió 236.60 puntos, o un 0.68%, a 35,135.94 unidades.

Entre los 11 principales sectores del S&P, el tecnológico lideró las ganancias porcentuales.

Biden dijo el lunes que los confinamientos relacionados con Ómicron estaban fuera de consideración por ahora, y señaló que la variante era un motivo de preocupación pero no de pánico.

Instó a los estadounidenses a vacunarse y a llevar mascarillas en los espacios cerrados. También dijo que Estados Unidos estaba trabajando con las compañías farmacéuticas para hacer planes de contingencia si se necesitaban nuevas vacunas.

Los comentarios y las indicaciones de las empresas farmacéuticas de que se están tomando en serio la variante fueron tranquilizadores para los inversores, que habían estado preocupados por la posibilidad de nuevas restricciones por el Covid-19.

El viernes fue un acontecimiento importante de reducción de riesgos. El mercado volvió a sus peores temores sobre la propagación del Covid-19 y el regreso de los confinamientos", dijo Edward Moya, analista de mercado senior de OANDA.

"Ahora se empieza a ver cierto optimismo cuando se escucha al presidente, cuando se escucha al presidente ejecutivo de Pfizer. El pánico a Ómicron se está relajando y estamos en un periodo de esperar y ver", agregó.

Los fabricantes de vacunas como Pfizer, su socio BioNTech y sus rivales Moderna y Johnson & Johnson dijeron el lunes que están trabajando en vacunas que se dirigen específicamente a Ómicron, en caso de que sus vacunas existentes no sean eficaces contra la variante.

kg