Los índices bursátiles estadounidenses cerraron con tendencia dispar el miércoles, con una caída para el S&P 500 y el NASDAQ, pese a reportes de ganancias descollantes de los grandes bancos en el primer día de la temporada de resultados.

"Las ganancias de los bancos fueron sólidas", dijo Christopher Grisanti, estratega jefe de Aacciones de MAI Capital Management.

La pregunta es cómo suben más las acciones de los bancos a partir de ahora. Eso no está claro. Han tenido un buen avance. Creo que habrá otras fuentes para ganar dinero más fácilmente en el futuro", agregó.

El sector financiero del S&P 500 fue uno de los de mejor desempeño del primer trimestre, con alza de 15%, pese a que la Reserva Federal se comprometió a mantener bajas las tasas de interés en el futuro cercano. El miércoles avanzó 0.7 por ciento.

El sector energético del S&P 500 fue el que más ganó entre los 11 subíndices, con un alza del 2.9%, ya que se benefició de precios más altos del petróleo.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.16%, a 33,730.89 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.41%, a 4,124.66 unidades. El NASDAQ Composite cayó 0.99%, hasta 13,857.84 unidades.

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC, subió 1.74% a 48,329.84 puntos. La plaza cerró en su mejor nivel desde octubre de 2018.

Por su parte, El FTSE-Biva, principal indicador bursátil de la Bolsa Institucional de Valores ganó 1.53% a 988.92 enteros.