Las acciones de Wall Street cerraron el martes con una fuerte caída, por un aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, la preocupación por la persistente inflación y las difíciles negociaciones sobre el límite de endeudamiento en Washington.

Los tres principales índices bursátiles estadounidenses cayeron casi un 2% o más. Los valores tecnológicos y vulnerables a las tasas de interés más altas fueron los que más pesaron, ya que los inversionistas perdieron el apetito por el riesgo.

El índice S&P 500 y el Nasdaq se encaminaban a sus mayores caídas mensuales desde septiembre de 2020.

"El panorama general es el repentino aumento de los rendimientos en la última semana, que ha llevado a una mentalidad de "vender primero, preguntar después"", dijo Ryan Detrick, estratega senior de mercado de LPL Financial.

"(Pero) hay múltiples factores que pesan sobre la confianza hoy", añadió. "Los dimes y diretes en Washington con el límite de la deuda y el proyecto de ley de gastos y la posible subida de impuestos han pesado en la psique general de los inversionistas y han provocado una caída de envergadura".

La debilidad se extendió a la mayoría de los activos, incluido el oro, lo que sugiere una aversión al riesgo generalizada.

Los retornos de los bonos del Tesoro siguieron subiendo, hasta el nivel más alto desde junio, ya que las expectativas de inflación se avivaron y creció el temor a que la Reserva Federal pueda acelerar los plazos del endurecimiento de la política monetaria.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, dijo que esperaba que la inflación termine 2021 cerca del 4% y advirtió a los legisladores de que su fracaso a la hora de evitar un cierre del gobierno, cuando el país se acerca a agotar su capacidad de endeudamiento, podría causar "graves daños" a la economía.

Un informe del Conference Board mostró que la confianza de los consumidores se debilitó inesperadamente en septiembre hasta alcanzar el nivel más bajo desde febrero.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 569.38 puntos, o un 1.63%, a 34,299.99 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 90.48 puntos, o un 2.04%, a 4,352.63 unidades. El Nasdaq retrocedió 423.29 puntos, o un 2.83%, a 14,546.68 unidades.

Entre los 11 principales sectores del S&P 500, todos, excepto el de energía, terminaron con pérdidas. Apple Inc, Microsoft Corp, Amazon.com Inc y Alphabet Inc fueron las bajas que más pesaron en el S&P y el Nasdaq.

kg