El petróleo cerró el lunes a la baja por la presión para que el dólar vuelva a fortalecerse y ante las señales de que la producción en Estados Unidos está en auge.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en marzo cedió 58 centavos, a 65.56 dólares, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

El viernes pasado terminó la sesión en 66.14 dólares, su nivel más alto desde diciembre de 2014.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en marzo acabó en 69.46 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, 1.06 dólares menos que la jornada del viernes.

"Al igual que el conjunto de materias primas, el petróleo no ha tenido su mejor día hoy lunes y es en parte culpa del alza del dólar", explicó Bart Melek, de la firma TD Securities.

El "índice dólar", que mide la evolución de la divisa estadounidense ante una canasta de monedas extranjeras, se reforzó un poco tras seis semanas de caída consecutivas.

Cuando el dólar baja, el barril es menos caro para los inversores que manejan otras divisas, lo que suele llevar a impulsar la demanda.

"Al superar el techo de los 66 dólares (la semana pasada), se desencadenaron sin duda movimientos de venta automática", apuntó Robert Yawger, de Mizuho, quien recordó que el curso del crudo ha aumentado mucho en las últimas semanas.

"Los inversores especulativos no habían apostado nunca tanto al alza en el mercado del petróleo", afirmó. "No es una sorpresa ver que algunos intentan sacar" parte de su dinero.

A largo plazo, la clara progresión del precio del oro negro desde el pasado verano boreal podría tener consecuencias en el mercado.

"Esto permite a los productores estadounidenses de petróleo de esquisto aumentar la producción, lo que preocupa a la OPEP que intenta reequilibrar las reservas mundiales", dijo Stephen Brennock, de la firma PVM.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros diez países productores se comprometieron a limitar sus extracciones de aquí a finales de 2018.

Pero la producción estadounidense ha alcanzado en este tiempo niveles récord, a 9.88 millones de barriles al día a mediados de enero, casi lo mismo que Arabia Saudita, según la OPEP.

abr