Las bolsas de valores de Europa cerraron con fuertes avances este lunes, lo que las llevó a posicionarse en niveles no vistos desde antes de la pandemia del coronavirus, en medio de un marcado optimismo de los inversionistas de que la economía mundial se está recuperando de manera más acelerada a la esperada.

El Dax, principal índice de la Bolsa alemana, lideró los avances, al ganar 3.31%, a 14,380.91 unidades marcando máximos históricos. El italiano FTSE MIB avanzó 3.12% y el CAC 40 francés finalizó con un alza de 2.08 por ciento.

El selectivo español Ibex 35 finalizó la sesión con una subida de 1.90%, a 8,444.20 unidades, su nivel más alto desde el 5 marzo del 2020, días antes de que España impusiera medidas de confinamiento por casi 100 días.

En una posición inferior se ubicó el FTSE 100, de Londres, al terminar la jornada con avance de 1.34%, en 6,719.13 enteros.

Luis Alvarado, analista de Capitales en Banco Base, explicó que las fuertes ganancias vistas en los mercados accionarios europeos estuvieron en línea con el Euro Stoxx 600, principal índice que mide el desempeño de las bolsas de la región, que el lunes cerró en 417.25 puntos o 2.10%, ubicándose en niveles de febrero del 2020.

“Lo que estamos viendo en Europa es el optimismo de que la economía global está recuperándose aceleradamente y ante la expectativa de que pronto la pandemia pueda quedar atrás y los patrones de consumo regresen a la normalidad con las campañas de vacunación que han permitido que las tasas de contagio disminuyan marcadamente, ya muchos países están comenzando a relajar las medidas de confinamiento social”, detalló el especialista.

En la euforia alcista europea las acciones más ganadoras fueron los bancos y las aerolíneas.

Los bancos españoles lideraron las ganancias. Sabadell se disparó 6.98%, Bankinter avanzó 4.24%, mientras que Santander y BBVA subieron 2.50 y 2.06%, respectivamente.

En Alemania, Deutsche Bank ganó 4.78% mientras que el inglés HSBC subió 4.09 por ciento.

El plan de estímulos por valor de 1.9 billones de dólares del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, fue uno de los impulsores en las bolsas.

Otra razón por la que los bancos subieron en Bolsa fue el aumento del rendimiento de la deuda europea. Por ejemplo, el bono español a 10 años paga ahora un rendimiento cercano al 0.4%, mientras que hace dos meses coqueteó con tasas negativas.

La pizarra verde también se encendió entre los títulos de líneas aéreas y empresas relacionadas con el turismo.

La firma aérea alemana Lufthansa avanzó este lunes 5.66%, la española International Airlines Group 3.21% y Air France 2.74 por ciento.

Además, los beneficios también fueron para la empresa española del sector aeropuertos Aena que aumentó 3.85% y la cadena de hoteles Meliá con un alza del 4.66 por ciento.

“Ayer vimos que los sectores se están revaluando. El financiero porque es defensivo, en el caso de las aerolíneas por los avances en las campañas de vacunación a nivel mundial”, dijo Amín Vera, director de Análisis Económico en Black WallStreet Capital México (BWC).

El rebote en el precio de acciones del sector aéreo y turismo es por “la expectativa de que con el regreso a los patrones de consumo pre pandemia reanuden los viajes por temas laborales, por recreación o por turismo”, explicó Alvarado.

IPC, en recuperación

En México, el mercado accionario muestra signos de recuperación. Ayer, el índice S&P/BMV IPC, que concentra las 35 empresas más negociadas del mercado, avanzó 1.58%, a 47,075.41 unidades, acumulando en el año un aumento de 6.83 por ciento.

Luis Alvarado explicó que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, tiene más espacio para recuperarse, pues todavía está alejado del máximo histórico de 51,700 puntos que se alcanzó en 2017.

“Llevamos más de tres años sin alcanzar nuevos máximos, hay todavía y potencial de alza y el mercado lo está viendo”, abundó.

Dijo que será complicado que supere los máximos históricos  por la incertidumbre, ante la falta de una política fiscal contracíclica, así como políticas públicas que están ahuyentando las inversiones.

En Wall Street el ánimo de los inversionistas fue dispar. Los inversionistas se alejaron del sector tecnológico, que durante la pandemia cobraron un fuerte impulso, explicó Amín Vera.

Los índices cerraron mixtos. el Dow Jones ganó 0.97%, a 31,802.44 puntos. Mientras que el NASDAQ cayó 2.41% a 12,609.16 unidades y el S&P 500 bajó 0.54% a 3,821.35 puntos.

“En Estados Unidos vemos una rotación de activos. Mientras el Dow Jones, que concentra a acciones industriales, sube,  el NASDAQ, especializado en tecnológicas, cae. Los inversionistas están sacando sus capitales de las empresas del sector tecnológico y lo están llevando al industrial o al de servicios financieros ante las expectativas de presiones inflacionarias”, puntualizó Amín Vera.

judith.santiago@eleconomista.mx