El grupo Volkswagen redujo este miércoles sus previsiones de ventas de automóviles para 2019 aunque mantuvo sus previsiones financieras anuales.

El grupo espera ahora ventas "al nivel del año pasado", frente al ligero aumento que esperaba hasta ahora.

En los nueve primeros meses de 2019, Volkswagen vendió ocho millones de coches, un 1.5% menos que en el mismo periodo de 2018.

El sector del automóvil se ha visto particularmente afectado por el freno coyuntural mundial, provocado por los conflictos comerciales y la incertidumbre por el Brexit.

El constructor prevé sin embargo un crecimiento de la facturación de "hasta el 5%" y un margen operativo ajustado, muy seguido por los mercados, de entre 6.5 y 7.5% frente al 7.3% para el conjunto del año pasado.

"El grupo está en buena forma en un entorno difícil de mercado", comentó Frank Witter, el director financiero, citado en un comunicado. "Tenemos asegurado lograr los objetivos anuales".

En los nueve primeros meses del año, el grupo aumentó su facturación en un 6.9%, hasta 187,000 millones de euros.

El beneficio neto aumentó por su parte un 19%, hasta 11,200 millones de euros.

erp