Ante el reto que supone el cambio climático urge promover las inversiones sostenibles o enfocadas en acciones ambientales, sociales y de gobernanza (ASG) entre las empresas (ASG) y no dar lugar al greenwashing, coincidieron especialistas durante el panel "Inversión sustentable en América Latina", como parte de la Convención de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB).

Alberto Santos, encargado de ESG & Capital Markets en S&P Global Ratings, dijo que en América Latina se ha observado una trayectoria “bastante positiva”, siendo  México, Brasil, Colombia y Chile, los mercados que están avanzando de manera relevante.

Sin embargo, los especialistas subrayaron que aun es necesario contar con estándares ASG para la región, transparentar y aumentar el reporteo de información para que los inversionistas tengan herramientas que les ayuden a tomar mejores decisiones al momento de invertir.

Rafael Buerba Gómez, director de Inversiones de Renta Variable en Santander Asset Management (SAM), destacó la relevancia de las inversiones ASG, puesto que “las empresas que tienen un buen comportamiento en términos sustentables, también lo van a tener en su modelo operativo financiero”. No obstante, en México apenas se está desarrollando la inversión sustentable.

“No es una cuestión de moda invertir el tema sustentable, hay una convicción de que hay que hacer el bien; hay que invertir de forma responsable y a nivel mundial llevamos más de 20 años como banco ofreciendo alternativas socialmente responsables, principalmente en Europa”, sostuvo Buerba.

Agregó que hay evidencia de que a largo plazo hay una fuerte “correlación entre el buen comportamiento sustentable de una empresa y el retorno atractivo de las acciones de la misma empresa”.

Sustentabilidad no es moda

María Ruiz Sierra, jefa de Inversiones Sustentables en Sura, explicó que sustentabilidad no es una moda, sino una tendencia que llegó para cambiar el paradigma de las inversiones y en su caso, la sustentabilidad es una prioridad en su estrategia de inversiones y se han enfocado principalmente en dos aspectos: en el cambio climático y en la inclusión financiera de las empresas.

Al moderar el panel, Mariuz Calvet Roquero, directora de Sustentabilidad e Inversión Responsable en Banorte, dijo que en México ha sido un reto para las empresas adaptarse al modelo sustentable, pues han invertido tiempo, recursos y han tenido que transformar su visión.

Consideró que “en el mercado mexicano hace falta que el 50% de las empresas empiecen a divulgar su información, que es la que le sirve a los inversionistas para tomar sus decisiones de inversión”.

Pidió asimismo, que esa información sea auditada y verificada, además, que se pueda comparar año con año.

Enfatizó que “no debe haber lugar para el greenwashing, y este es justo uno de los grandes retos para la inversión sustentable, que permita canalizar capital hacia soluciones a los problemas ambientales y sociales.

Durante la conferencia “Plataformas Digitales”, especialistas dijeron que el crecimiento de las plataformas digitales en el mercado financiero mexicano ha permitido la llegada de nuevos inversionistas, sin embargo hay todavía un camino largo por recorrer.

Víctor Tabares, especialista de Citibanamex, indicó que si bien se ha crecido en el número de usuarios que utilizan las plataformas digitales, la cultura del ahorro es un tema pendiente, ante lo cual las instituciones financieras deben trabajar y aprovechar estas nuevas herramientas para impulsarlo.

Sergio Rincón Gallardo, de Actinver, dijo que lo que se debe de buscar es fomentar el ahorro entre los mexicanos y que a la par se democraticen las inversiones, ante lo cual las plataformas digitales son una herramienta muy útil para lograrlo.

Los especialistas destacaron que en un estudio de 2018 realizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que uno de cada 3 mexicanos no ahorra y además de eso hay 50 millones de personas que ahorran de una manera informal. (Con información de Valeria López)

judith.santiago@eleconomista.mx