La desarrolladora inmobiliaria Urbi, reportó ingresos totales por 439 millones de pesos, de los cuales, 49% fueron por ventas de tierra y servicios de gestión, mientras que el resto fue por venta de viviendas.

En su reporte financiero del cuarto trimestre del año enviado al público inversionista de la Bolsa Mexicana de Valores, precisó que al cierre del último trimestre del 2019, la reducción de su estructura operativa acumuló 91 millones de pesos en el año.

Esto, señala el documento, se tradujo en una plantilla a esa misma fecha de 120 colaboradores, en comparación con 329 al cuarto trimestre del 2018, de los cuales, 48% estuvieron relacionados con labores de vigilancia y servicios de mantenimiento.

Añadió que durante ese periodo, cumplieron con el pago puntual de sus compromisos financieros, por lo que concluyeron el año con un saldo de 237.8 millones de pesos en créditos puente.

De los cuales, 232.1 millones de pesos correspondieron a créditos preconcurso mercantil que serán liquidados en su momento a través de la dación en pago de los activos subyacentes, de acuerdo con lo establecido en el propio concurso, refiere el comunicado.

Además, como 5.6 millones de pesos del crédito postconcurso mercantil vigente con Banco Inmobiliario Mexicano, el cual esperan liquidar en los próximos meses.