Fibra Upsite alista el desarrollo de cinco parques industriales para alojar a pequeñas y medianas empresas (pymes) que operan en el país.

Los proyectos se ejecutarán en un lapso de 24 a 36 meses, con una inversión estimada de 2,200 millones de pesos, explicó el director general del fideicomiso inmobiliario, Rodolfo Balmaceda, tras la conferencia de prensa con motivo de su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra) realizó una oferta pública inicial, el pasado 21 de junio en la BMV, con la que obtuvo 555 millones de pesos que usará para construir parques industriales en Tijuana, Ciudad Juárez, Guanajuato y en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

Con el capital recabado en la BMV, más la aportación de terrenos valuados en 650 millones de pesos y créditos con instituciones financieras, el nuevo fideicomiso tendrá los recursos para edificar 17 naves dentro de los parques industriales que serán usados para coworking industrial (espacios que comparten varias empresas) clúster y edificios industriales tradicionales.

Mercado desatendido

Balmaceda destacó que Upsite nace como un fibra de desarrollo que va a atender las necesidades de alojamiento de las pymes, un sector que no ha sido explorado por el mercado de bienes raíces mexicano.

“Las pymes están atrapadas porque no tienen recursos para construir edificios modernos”, señaló el directivo.

Confió en que, a través de dicho vehículo, apoyarán a este tipo de compañías a incrementar su productividad, al contar con espacios industriales modernos.

Las pymes en México generan 72.3% de los empleos en el país y contribuyen con 52% del PIB Nacional.

Fibra Upsite se colocó entre un número reducido de inversionistas como afores, los dueños de los terrenos, personas físicas y un fondo de inversión.


judith.santiago@eleconomista.mx