Al igual que con la sanidad, Donald Trump está descubriendo que los mercados también son complicados. El presidente de Estados Unidos ya no quiere etiquetar a China como manipulador de divisas. También está mostrando cordialidad hacia la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, y hacia el Banco de Expor-Impor.

Durante su campaña, Trump se comprometió reiteradamente a etiquetar a China como manipulador de moneda en cuanto llegara al cargo. Lo acusaba de debilitar deliberadamente el yuan para hacer más atractivas las exportaciones chinas.

Pekín intentó devaluar su moneda en la década de 2000. Sin embargo, en los últimos dos años, ha sido el mayor vendedor neto de reservas de divisas para apuntalar la moneda y frenar la fuga de capitales. Trump dijo el miércoles que, de hecho, China no había estado manipulando el yuan durante meses.

También dio marcha atrás en sus críticas a Yellen, a quien había dicho que reemplazaría. Ahora dice que la respeta y que, dada la fortaleza del dólar, prefiere que los tipos sigan bajos. Pero eso choca con sus objetivos económicos. El banco central espera aumentar los tipos más rápidamente este año debido a la salud de la economía y el crecimiento del empleo.

El presidente apoya ahora a su vez el Ex-Im Bank, la agencia gubernamental de crédito para compras extranjeras de bienes estadounidenses. Dijo que ayuda a las pequeñas empresas y que otros países tienen prestamistas similares. Los congresistas republicanos han puesto trabas al banco, al que acusan de clientelismo.

Como magnate inmobiliario, Trump tenía una experiencia limitada con el mercado de valores, los cambios de divisas y otros elementos del mercado. Está siendo educado por profesionales como el jefe de Blackstone, Steve Schwarzman.

Durante el intento fallido de revocar Obamacare, Trump dijo que nadie sabía que la sanidad pudiera ser tan complicada . Sus cambios respecto al yuan, Yellen y el Ex-Im sugieren que está llegando a conclusiones similares sobre asuntos que importan a los mercados. Aunque las incoherencias sean preocupantes, al menos parece estar aprendiendo a hacer su trabajo.

[email protected]