Las inversiones y el blockchain se han acercado con la creciente popularidad de las criptodivisas; sin embargo, esa no es la única forma de inversión que ofrece esta tecnología. Los coleccionistas de arte, una antigua y poco accesible pero efectiva forma de inversión, también le han abierto las puertas a la era digital.

Una obra de arte se vendió este jueves por casi 70 millones de dólares en la dos veces centenaria casa de subastas Christie's, pero lo más destacado de la noticia es que se trató de la primera venta que una importante casa hace de una obra que no existe en forma física. El formato, un activo NFT (un Non Fungible Token, por su sigla en inglés).

Everydays - The First 5000 Days es una obra digital del artista estadounidense Mike Winkelmann, conocido como Beeple. Se trata de un collage de 5,000 imágenes individuales, que se realizaron a lo largo de más de 13 años. La venta por 69 millones 346,250 dólares puso a Beeple entre los tres artistas vivos más valiosos.

¿Qué es un Token No Fungible?

Dentro de la tecnología blockchain existen dos tipos de token: los fungibles y los no fungibles. La principal característica de los tokens fungibles es que son intercambiables y divisibles como las criptodivisas bitcoin y ethereum. Los no fungibles son únicos indivisibles e irreplicables gracias al código de metadatos.

Las características de los tokens fungibles funcionan con la idea de un medio de pago rápido, no centralizado y que sea accesible para todos. Los no fungibles contienen algo único escrito dentro de los metadatos, lo que puede verse como un certificado de autenticidad permanente, ideal en las obras de arte.

Una nueva forma de invertir en arte

El arte ha sido por siglos una de las formas en que las instituciones y familias acaudalas invierten con objetivos como una futura venta o la preservación del valor. Ahora el mercado de NFT se ha disparado, mientras los entusiastas del sector utilizan su dinero para comprar artículos que sólo existen en línea.

En enero, un video de 10 segundos que presentaba una imagen de un Donald Trump caído, de Beeple, se vendió por 6.6 millones de dólares en un mercado de NFT llamado Nifty Gateway. "Sin los NFT, legítimamente no hay forma de coleccionar arte digital", dijo a la agencia Reuters el diseñador estadounidense.

Consultado sobre qué pensaba de las ofertas multimillonarias por su trabajo, el artista de 39 años sólo pudo decir: "No lo sé… tal vez puedas poner un emoji en la historia. Es muy loco". NFT puede convertir en token casi cualquier cosa. Las más comunes son arte, artículos de videojuegos y otros artículos de lujo.

jose.rivera@eleconomista.mx