Tesla Inc superó el miércoles las expectativas de Wall Street para los ingresos del tercer trimestre de 2021 gracias a entregas récord, mientras el fabricante de automóviles eléctricos atraviesa una prolongada escasez mundial de chips y materias primas.

El fabricante de automóviles más valioso del mundo ha desafiado la pandemia y la crisis global en la cadena de suministro, registrando ingresos récord por quinto trimestre consecutivo en el período de julio a septiembre gracias a un aumento de la producción en su fábrica china.

Liderada por el multimillonario Elon Musk, Tesla enfrenta el desafío de mantener su crecimiento frente a una escasez prolongada de chips. Sus fábricas en Berlín y Texas comenzarán a producir este año.

Las acciones de Tesla, que han subido aproximadamente un 23% este año, cayeron alrededor del 1% en las operaciones posteriores al cierre.

Los ingresos aumentaron a 13,760 millones de dólares desde los 8,770 millones de un año antes. Los analistas esperaban ingresos de alrededor de 13,630 millones, según los datos de IBES de Refinitiv.

El margen bruto automotriz de Tesla, excluidos los créditos ambientales, aumentó al 28.8%, desde el 25.8% del trimestre anterior, a pesar de la presión de los costos por los problemas de la cadena de suministro.

"Una variedad de desafíos, incluida la escasez de semiconductores, la congestión en los puertos y los apagones continuos, han estado afectando nuestra capacidad para mantener las fábricas funcionando a toda velocidad", dijo Tesla.

"Continuamos operando nuestras líneas de producción tan cerca de la capacidad total como lo permitan las condiciones. Si bien el crecimiento secuencial sigue siendo nuestro objetivo, la magnitud del crecimiento estará determinada en gran medida por factores externos", agregó.

kg