Las acciones de Tesla llegaron a perder hasta 10% el viernes cuando su reciente rally se detuvo por una toma de utilidades por parte de los inversionistas. Finalmente cerraron con una caída de 6.35 por ciento.

En el año los títulos del fabricante estadounidense de automóviles eléctricos han ganado 238.73% y cotizan en 1,417 dólares en el NASDAQ.

La semana pasada la emisora reportó ganancias exitosas en el segundo trimestre que superaron las expectativas de Wall Street y mostraron un cuarto trimestre consecutivo de ganancias.

Esa era la última de las condiciones que Tesla necesitaba para ser considerado para su inclusión en el índice S&P 500. El optimismo de que Tesla alcanzaría el objetivo llevó a las acciones a nuevos máximos antes del reporte trimiestral  la semana pasada.

El lunes pasado Tesla cerró en máximo histórico de  1,643 dólares por acción. Los papeles subieron hasta 6% el jueves después de su informe trimestral.

Si bien la mayoría de annalistas aumentaron sus precios objetivos para el fabricante de automóviles después de su reporte de resultados, aun se encuentran escépticos respecto al futuro de la compañía.

Los inversionistas ahora estarán atentos para ver si Tesla es finalmente incluido en el S&P 500. También estarán a la espera del evento Battery Day de la compañía, programado para el 22 de septiembre en su fábrica en Fremont, California.

[email protected]