Los resultados del tercer trimestre del 2017 de Alfa y sus subsidiarias, Nemak y Alpek, que operan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), serán débiles, afectadas  por presiones en rentabilidad por menor producción de automóviles e incumplimientos de proveedores.

Alfa resultó afectado por el cargo relacionado con M&G de su subsidiaria Alpek, la menor rentabilidad de Nemak, sumado a un crecimiento modesto por parte de Sigma, por lo que los analistas estiman una caída de 11.7%, a 66,448 millones de pesos en sus ingresos, respecto al mismo periodo del año pasado.

Asimismo tendrá una pérdida  en el flujo operativo (EBITDA) de 23.6% a 8,020 millones de pesos, cita un documento de Banorte Ixe.

Una menor depreciación del peso frente al dólar, tanto en la comparación trimestral como anual, será un factor que jugará a favor de las utilidades de Alfa y contrarrestará las presiones de la emisora.

Los problemas de las subsidiarias lastraron a las acciones de Alfa 10.96% desde 25.82 a 22.99 pesos entre julio y septiembre.

Para Nemak, productor y comercializador de autopartes, se estiman resultados débiles por tres factores: la caída de 8.1% en la producción de vehículos en Norteamérica, el repunte en el precio del aluminio y un menor tipo de cambio, menciona Banorte-Ixe.

Los analistas proyectan una caída de 3.1% en el volumen total de Nemak resultado de la disminución en 11.1% de ventas en Norteamérica, por el cierre de plantas en julio. Se espera que en Europa la tendencia de crecimiento continúe, avanzando 6% el volumen.

Respecto a los ingresos, los analistas estimaron una ganancia de 0.90%, comparado con el mismo periodo del año anterior.

En cuanto al EBITDA, se esperan un resultado de 2,971 millones de pesos o una caída de 12.9 por ciento.

Durante el tercer trimestre del 2017, los papeles de la emisora del S&P/BMV IPC presentaron una disminución de 10.11%, cotizando a un precio de 15.65 pesos por acción actualmente.

También Alpek

La subsidiaria Alpek presentará caídas importantes en su reporte trimestral. Pese a favorecerse del entorno de precios en las materias primas, su ancla será M&G Chemicals.En septiembre, la emisora informó que M&G incumplió en pagos de diversas facturas que amparan el suministro del Ácido Tereftálico (PTA, por su sigla en inglés), componente principal para el PET, usado para recubrimientos y botellas de plástico; por lo que suspendió el suministro del mismo.

El saldo total asciende a 122 millones de dólares (cerca de 25% del EBITDA esperado). El suministro de PTA fue suspendido de las plantas de PET que M&G opera en Altamira, México y Suape, Brasil.

Los analistas de Banorte estiman un caída en el EBITDA de 473 millones de pesos o 83.9%, respecto al mismo periodo del 2016.

“Si se excluyera el cargo de M&G, se tendría una disminución de 18.2%, a 2,398 millones de pesos”, indica un documento del banco.

Proyectan una disminución en ingresos de 8.40%, a 21,187 millones de pesos.