Las autoridades chinas de competencia han ordenado al gigante tecnológico Tencent que renuncie a los contratos de exclusividad sobre derechos de autor musicales en cumplimiento de las normas antimonopolio, lo que provocó una caída del 7.72% de la cotización de las acciones de la compañía china la jornada de este lunes.

La Administración para la Regulación del Mercado de China decidió el pasado sábado exigir a Tencent ajustar el modelo de autorización de derechos de autor en el ámbito musical y permitir que se retengan algunos modelos de autorización exclusivos bajo una determinada forma como condición para aprobar la adquisición de China Music Group por parte de Tencent en 2016.

Tras la compra de China Music Group, Tencent posee más del 80% de los recursos musicales en exclusividad, lo que proporciona a la empresa la capacidad de forzar a las partes a alcanzar acuerdos de derechos de autor más exclusivos o exigirles que le brinden mejores condiciones comerciales que a sus competidores, además de tener la capacidad de aumentar las barreras de entrada al mercado a través de modelos de pago de derechos de autor anticipados más elevados, lo que "puede tener el efecto de eliminar o restringir la competencia".

Asimismo, el regulador chino impuso a Tencent una multa de 500,000 yuanes (unos 65,503 euros).

La compañía aseguró que cumplirá la decisión e implementará estrictamente los requisitos reglamentarios exigidos, operará de conformidad con las leyes y regulaciones, desempeñará con seriedad las responsabilidades sociales y mantendrá una competencia sana en el mercado.