Los nuevos pedidos de bienes duraderos a los fabricantes estadounidenses subieron más de lo esperado en marzo y las órdenes de febrero fueron mucho mayores de lo estimado inicialmente, apuntando a que sigue la fortaleza en el sector manufacturero, mostró un informe del Gobierno.

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes manufacturados de larga duración aumentaron un 2.5% en marzo tras una revisión al alza del 0.7% en febrero, que previamente había sido reportado como una baja del 0.6 por ciento.

Economistas consultados por Reuters proyectaban que los pedidos aumentarían un 2.0 por ciento. Los pedidos del mes pasado fueron impulsados por los vehículos a motor, equipos de transporte y aviones.

Excluyendo transporte, los pedidos de bienes duraderos subieron un 1.3% tras un avance revisado al 0.6% en febrero, reportado originalmente como una caída del 0.3 por ciento. Los economistas esperaban un alza del 1.8% para este segmento.

RDS