La cadena de tiendas de autoservicio, Organización Soriana colocará un programa dual de deuda bursátil por hasta 25,000 millones de pesos, con lo que realizará emisiones según sus necesidades de financiamiento.

Bajo dicho programa está preparando dos colocaciones de deuda por entre 3,000 a 5,000 millones de pesos, la cual estima llevar a cabo el próximo mes de octubre, a plazos de tres y cinco años, ofreciendo un interés a tasa fija y variable.

La emisora dijo que el programa dual significa que podrá hacer las ofertas tanto de corto como de largo plazo.

Por ello del monto total autorizado podrá utilizar hasta 6,000 millones de pesos en emisiones de deuda de corto plazo.

En el aviso de la emisión, la cadena mexicana de tiendas de autoservicio señala que utilizará los recursos de la colocación de bonos para pagar su deuda, la cual es de 24,455 millones de pesos.

Sin embargo, Soriana expuso que tiene planes para acelerar la reducción de su apalancamiento. Entre las estrategias para alcanzar este objetivo está la renegociación de su deuda, con lo que prevé mejorar la estructura y extender sus plazos de vencimiento, además, de fortalecer su liquidez.

Igualmente reducirá sus inversiones de capital (capex) un 40% del monto que había proyectado para este año de 2,400 millones de pesos.

También suspenderá el plan de crecimiento orgánico, incluidos el joint venture de Soriana y Falabella.

Soriana argumentó que tampoco tiene la intención de entregar dividendos hasta lograr su objetivo de desapalancamiento.

Mantiene ventas

Soriana aseguró que aún con las afectaciones económicas que ha ocasionado la pandemia del Covid-19, ha podido mantener niveles “adecuados” de crecimiento en sus ventas porque su operación es considerada “esencial”, por lo que no se ha visto en la necesidad de cerrar sus tiendas.

Los ingresos totales de la cadena de tiendas de autoservicio sumaron 39,637 millones de pesos en el segundo trimestre del 2020, lo que representa un incremento del 1.4% comparado con igual periodo del 2019 y a tiendas iguales el aumento fue de 2.6 por ciento.

Mientras que cerró junio con 808 unidades en operación.

En contraste, la emisora dijo en su solicitud para la emisión de deuda, que ha visto afectado su negocio inmobiliario (que comprende la renta de locales a terceros), el cual representa aproximadamente un 1.8% de sus ventas totales.

El impacto se debe “a que un alto porcentaje de los locales comerciales son rentados a giros considerados no esenciales, los cuales se han visto obligados a tener cierres temporales durante la pandemia, lo que ha llevado a dar apoyos económicos, o descuentos en las rentas”, expuso Soriana.

judith.santiago@eleconomista.mx