Un día después de dar a conocer sus resultados financieros al tercer trimestre del 2021 las acciones de Snap, matriz de la red social de imágenes Snapchat, cayeron 26.59% en la Bolsa de Nueva York, a 55.14 dólares cada una.

De hecho, los títulos de las empresas de tecnología que dependen de anuncios digitales también resultaron con caídas, como Facebook (-5.05%), Alphabet, matriz de Google (-3.04%), Twitter (-4.83%); Pinterest (-5.36%), Amazon (-2.90%) y Microsoft (0.51%).

La caída de Snap se dio en medio de alertas de analistas respecto a un impacto prolongado en la empresa de aplicación de fotografía derivado de los ajustes de privacidad de Apple en dispositivos iOS.

Las actualizaciones de privacidad de Apple, que se implementaron en junio y julio, evitan que los anunciantes rastreen a los usuarios de iPhone sin su consentimiento. Como resultado, los anunciantes terminaron desembolsando mucho menos de lo esperado ya que los cambios dificultan la medición y administración de sus campañas publicitarias.

Reducen precio objetivo

Más de 10 analistas que cubren las acciones de Snap redujeron su precio objetivo en al menos 4 dólares hasta 25 dólares, y muchos advirtieron que el impacto de la medida de Apple persistiría hasta el próximo año, ya que Snap implementará sus propias herramientas para atraer anunciantes.

“Los cambios en los anuncios de Apple iOS tuvieron un efecto mucho mayor, que prácticamente nadie esperaba, en las perspectivas del cuarto trimestre de Snap”, dijo Doug Anmuth, un analista de JP Morgan en una nota.

Anmuth espera que el impacto a corto plazo de los cambios en la privacidad sea más agudo para Snap que para Facebook, Alphabet o Twitter.

El banco de inversión estadounidense estimó que al menos dos tercios de los ingresos del cuarto trimestre de la matriz de Snapchat se reducirán como resultado de la medida.

Snap, que obtiene la gran mayoría de sus ingresos de la venta de publicidad digital en su aplicación, dijo que el problema se agravó por las interrupciones de la cadena de suministro global y la escasez de mano de obra, y provocó que las marcas redujeran sus gastos relacionados con la publicidad. (Con información de Reuters)

termometro.economico@eleconomista.mx