El Senado de Estados Unidos aprobó el martes un proyecto de ley de infraestructura de más de 1.2 billones de dólares después de meses de negociación, por lo cual es considerado como una gran victoria para el presidente estadounidense Joe Biden y los demócratas del Congreso. Sin embargo, tendrá que esperar a la votación final en la cámara baja para ser aprobado.

"Estados Unidos tiene mejor prosperidad y progreso cuando invierte en sí misma y esto es lo que hace el proyecto con el inmenso apoyo del Senado (...) La votación de ayer es mayor que la hecha en 1956 para aprobar la Ley de Autopistas de Ayuda Federal (Intersatate System)", declaró Biden en rueda de prensa desde la Casa Blanca.

En este sentido, la votación de este martes por la mañana en el Senado fue de 69 a favor (con 19 republicanos apoyando el proyecto, incluido su líder, Mitch McConnell) y 30 en contra. Esta alianza bipartidista es un hecho inusual en un Congreso tan polarizado.

El plan de inversión en infraestructura prevé 550,000 millones de dólares de nuevo gasto federal en carreteras, puentes, transporte, Internet de banda ancha y cambio climático.

Histórico

Es un acuerdo "histórico", según el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien fue senador durante tres décadas y al que le gusta destacar su capacidad de negociación en el Capitolio, la sede del Congreso.

Por su parte, la vicepresidenta, Kamala Harris, presidió la sesión para anunciar esta importante victoria en el Senado.

"Esta tarde estuve orgullosa de presidir en el Senado y quiero agradecer a los senadores por trabajar juntos y pasar este plan de infraestructura. Y además agradecer a los miembros del Congreso que ahora trabajarán para llevar este plan al escritorio del presidente", comentó Kamala Harris en conferencia de prensa.

El proyecto hará el arduo trabajo generacional de construir una economía más sólida. Aplaudo el liderazgo y el bipartidismo del presidente y de todos los senadores que apoyaron esta legislación”.

Janet Yellen, secretaria del Tesoro.

Bajo este contexto se pronunció la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y reconoció el trabajo en conjunto de los demócratas, republicanos y del mismo presidente.

"El proyecto de ley de infraestructura hará el arduo trabajo generacional de construir una economía más sólida y estructuralmente sólida. Aplaudo el liderazgo y el bipartidismo del, presidente y de todos los senadores que apoyaron esta importante legislación", publicó en Twitter Yellen.

"Joe Biden está en la Casa Blanca desde hace sólo siete meses y ya el Senado está a punto de pasar el primer gran paquete de infraestructura en más de una década con apoyo de los senadores republicanos”, había dicho el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, poco antes de la votación.

Pero el acuerdo entre republicanos y demócratas podría tener una muy corta duración, ya que inmediatamente después el Senado se volcó a examinar otra parte importante del programa de Joe Biden: un plan titánico de invertir 3.5 billones de dólares en lo que denominado "infraestructuras humanas".

valores@eleconomista.mx