A dos años y medio de haber llevado a cabo su oferta pública inicial (OPI) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el precio de los títulos de Fibra Educa han tenido un desempeño positivo, logrado un retorno acumulado de 39.53%, por encima del 5.95% que ha generado el índice  S&P/BMV IPC.

Incluso, durante el 2020, un año complejo e incierto por la pandemia del coronavirus, el primer fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra)  del sector educativo tuvo una ganancia por apreciación del certificado de 9.09% y un rendimiento por las distribuciones pagadas de 7.8%, para generar un retorno total cercano a 17% en favor de sus inversionistas. 

El desempeño del 2020 resulta particularmente positivo, considerando que el índice de Fibras cerró con una caída de 7.31 por ciento. Mientras que en el 2019, el primer año completo operando ya como una empresa pública, los tenedores de los certificados bursátiles fiduciario inmobiliarios (CBFIs) de Educa obtuvieron un retorno total de 47.6%, considerando la ganancia de capital, producto de la apreciación del precio de sus papeles en Bolsa de 37.5% y al rendimiento asociado a las distribuciones pagadas en efectivo de 10.1 por ciento. 

Fibra Educa pionero en su sector

Fibra Educa fue pionero en ofrecer la opción de invertir en el sector de bienes raíces educativos en México. Debutó en Bolsa el 27 de junio de 2018, tres días antes de celebrarse la elección presidencial en México, levantando capital por 9,430 millones de pesos, 26% por arriba de los 7,445 millones de pesos proyectados.

Cuenta con un portafolio de 59 inmuebles arrendados principalmente al sector educativo, mismo que sumó un área rentable de 449,196 metros cuadrados y una tasa de ocupación del 100 por ciento.

El presidente del comité técnico de Fibra Educa, Jorge Nacer Gobera, expuso que sus resultados, particularmente el año pasado, son consecuencia de la fortaleza y resiliencia del sector educativo, frente a otros sectores que tienen una mayor afectación tanto por los ciclos económicos y ahora por la pandemia.

Por su parte, el CEO de la emisora, Raúl Martínez Solares Piña, destacó que si bien el sector educativo en conjunto sufrió un fuerte golpe, producto de la cancelación de clases presenciales y de caída para muchas familias en sus ingresos que a su vez minó su capacidad de pago de colegiaturas; las distintas instituciones educativas tuvieron una afectación diferenciada, dependiendo de su capacidad para adaptarse al entorno y mantener la prestación de sus servicios educativos y de mantener su matrícula hacia el final del año; siendo este el común denominador las instituciones que operan dentro de los inmuebles propiedad del portafolios de Educa.

Los directivos coincidieron en que la emergencia sanitaria trajo cambios fundamentales para el sector inmobiliario. Si bien las restricciones a la operación educativa presencial mostraron los alcances y límites de educación online, para la mayoría de los estudiantes, se requiere un componente presencial que complemente la formación de habilidades y capacidades necesarias para el entorno laboral. 

Simultáneamente, el golpe que resintieron aquellas instituciones educativas que no respondieron rápidamente a los cambios llevó al cierre de muchas, lo que altera la oferta educativa privada en el país. A ello se suma el hecho de que, incluso las instituciones públicas de educación superior tuvieron una deserción que buscará acudir a la oferta privada de educación, generando una mayor presión y necesidad de oferta educativa privada.

Estos factores jugarán de manera decisiva en un proceso de consolidación y de requerimiento de nueva infraestructura educativa, que atiendan la demanda futura particularmente si se considera que aun estarán demandando educación los últimos grandes grupos del bono demográfico en las siguientes décadas.

Esta es la gran oportunidad para Fibra Educa siendo la única especializada en este sector con perspectivas de crecimiento, resiliente incluso en entornos adversos como el del 2020 y con una visión de completa alineación con los intereses de los tenedores a través de una operación internalizada libre de comisiones y con un Gobierno corporativo independiente de acuerdo con las mejores prácticas internacionales.

termometro.economico@eleconomista.mx