Con la victoria de Donald Trump, los mercados han descontado un mayor impulso fiscal y un mayor crecimiento.

Sin embargo, el nuevo presidente de Estados Unidos no tendrá un impacto directo en la economía hasta octubre, cuando comience el año fiscal en la primera economía del mundo, por lo que según Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank, el mercado alcista puede ser frágil.

De ahí que Saxo Bank, en su informe de perspectivas para el primer trimestre, considere que es momento de infraponderar las acciones estadounidenses y favorecer las europeas y japonesas.

La perspectiva de la Fed respalda al dólar a corto plazo, causando un viento para las compañías europeas y japonesas a través de una mayor participación en las exportaciones mundiales , explicó Jakobsen, quien añadió que estos dos mercados han tenido un rendimiento inferior en los 12 últimos meses, estableciéndose como la apuesta perfecta .

Por sectores, si las tasas de interés siguen su trayectoria alcista, la estrategia más obvia para Jakobsen es sobreponderar al sector financiero (excluyendo al sector inmobiliario), la tecnología de la información, el consumo discrecional y el sector sanitario, ya que son los que tienen la relación deuda neta sobre EBITDA más baja.

Estos cuatro sectores suponen más de la mitad del mercado mundial de renta variable.

En renta fija, se muestra cauteloso sobre los rendimientos europeos, por lo que optan por evitar la exposición a los bonos gubernamentales de plazos más largos.

La apuesta de Saxo Bank para el trimestre se centra en productos high-spread, en mercados corporativos de EU y emergentes, así como en bonos europeos de más corto plazo, centrada en las primas de crédito.

En cuanto al mercado de divisas, Saxo Bank estima que ya podrían ver los mínimos de la libra frente al euro porque, aunque los peligros del Brexit son muchos, el precio de la libra ya los ha descontado tras los dramáticos acontecimientos del 2016.

Además, el euro podría mostrarse débil por el calendario político de la Unión Europea.

Si bien Trump puede tener éxito en la presentación de políticas favorables al crecimiento, el riesgo de una guerra comercial, especialmente con China, conlleva el riesgo de perjudicar el crecimiento y la demanda mundial de materias primas. De ahí que en Saxo Bank sitúe el precio medio del crudo Brent en 54 dólares por barril en el 2017, frente a los 45 dólares del 2016.

En el caso del oro, las previsiones para final de año son de 1.325 dólares por onza.