El banco inglés HSBC Holdings fue designado formalmente como asesor para la oferta pública inicial de Saudi Aramco, la empresa petrolera más grande del mundo.

Se prevé que su salida a Bolsa sea la mayor del mundo , dijo el lunes el presidente ejecutivo de HSBC, Stuart Gulliver.

El mayor banco de Europa se unirá a las instituciones financieras estadounidenses JPMorgan Chase & Co y Morgan Stanley en la colocación primaria de acciones de Saudi Aramco, donde se estima una recaudación de alrededor de 100,000 millones de dólares, siendo la pieza central de la ambiciosa estrategia del gobierno de Arabia Saudita para diversificar su economía del petróleo.

Para la salida a Bolsa de Saudi Arabia Oil se contrató a bancos globales, entre los que también está Morgan Stanley, de acuerdo con fuentes de Bloomberg.

Los bancos se unirán a Moelis & Co., Evercore Partners y Michael Klein, exejecutivo de banca de inversión de Citigroup, que ya habían sido designados para desempeñar ciertas funciones, según mencionaron personas familiarizadas con el asunto.

El mayor fondo soberano

Arabia Saudita quiere vender hasta 5% de la empresa, según el plan del príncipe heredero Mohammed bin Salman de crear el mayor fondo soberano del mundo y reducir la dependencia de la economía de los hidrocarburos.

La salida a Bolsa podría ser la mayor de la historia según las estimaciones del gobierno saudí que valora la empresa en 2 billones de dólares eclipsando los 25,000 millones de dólares captados por el minorista de Internet chino Alibaba Group Holding en el 2014.

Para facilitar la salida a Bolsa, el gobierno disminuyó la tasa impositiva pagada por el productor estatal de petróleo desde 85 a 50%, una medida clave que podría elevar su valoración a más de 1 billón de dólares, según estimaciones de Sanford C. Bernstein & Co.

El recorte aumentará los ingresos netos de Aramco en 300%, situando la rentabilidad por barril en un rango similar al de las compañías petroleras internacionales y permitiéndole operar al mismo nivel que sus similares occidentales, tales como ExxonMobil, según analistas de Bernstein.

Segundo intento

La analista del sector energético de Banco Base, Ana Azuara, comentó que hace algunos meses hubo un intento de colocar acciones de la empresa estatal de Arabia Saudita, Saudi Aramco, esto con la finalidad de buscar una mayor diversificación del negocio, que al final no se concretó.

La especialista mencionó que Saudi Aramco tiene una producción diaria estimada de 9.9 millones de barriles, de acuerdo con datos dados a conocer por el ministro de energía de Arabia Saudita, Khalid a Al-Falih.

Mencionó que lo que busca la empresa con la colocación de acciones, es diversificarse por la caída del precio del petróleo desde el 2014, afectando de manera importante sus finanzas y no ser tan dependientes de las exportaciones petroleras. (Con información de Ricardo Jiménez y agencias)

Cae crudo por dudas sobre extensión de pacto de OPEP

los precios del crudo cayeron casi 1% el lunes, extendiendo el declive de la semana pasada, ya que aún no se confirma una extensión del acuerdo de la OPEP para reducir el bombeo hasta finales de este año, con Rusia indicando que podría aumentar su producción si no se renueva el pacto.

La semana pasada, los precios cayeron 7% en parte por señales de que el aumento de la producción del petróleo de esquisto en Estados Unidos compensó los esfuerzos de la OPEP y otros productores para reducir la oferta en 1.8 millones de barriles por día en el primer semestre del año.

Los futuros del crudo Brent cayeron 36 centavos de dólar a 51.60 dólares por barril, tras tocar un máximo de sesión de 52.57 dólares por barril. Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de EU perdieron 39 centavos de dólar a 49.23 dólares por barril, luego de tocar un máximo de 50.22 dólares por barril previamente en el día.

Por su parte la mezcla mexicana de crudo de exportación cerró con una caída en su precio de 0.66% para quedar en 42.45 dólares el barril.

Operadores también expresaron que los precios bajaron pese a un repunte en los mercados por el alivio tras el resultado de las elecciones de Francia, con un retroceso del dólar. Esto refleja el sentimiento bajista que prevalece en los mercados, afirmaron. (Reuters)

[email protected]