Banco Santander España retomó sus planes para comprar todas las acciones que no posee de su filial Banco Santander México (BSMX), con el objetivo de cancelar su listado de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y de la Bolsa de Nueva York (NYSE), donde también cotiza.

La noticia provocó que el viernes se dispara el precio de las acciones de BSMX 17.66%, a 22.72 pesos cada una en la BMV y las de su controladora española 1.42%, a 2.90 euros por unidad, en la Bolsa de Madrid.

El grupo español, que actualmente es propietario del 91.7% de Santander México, dijo en un comunicado que lanzará una Oferta Pública de Adquisición (OPA) en efectivo por el 8.3% de las acciones de BSMX que aún están en manos de inversionistas minoritarios.

La operación implicaría una inversión para el banco español de aproximadamente 550 millones de euros, se lee en el comunicado.

El precio de la oferta en efectivo que Banco Santander ofrecerá será de 24 pesos por papel, y su equivalente por cada American Depositary Share (ADS), los títulos que cotizan en NYSE, lo que representa una prima de 24.3% respecto al cierre del pasado jueves 25 de marzo y del 23.6% sobre el promedio ponderado de las últimas 30 sesiones.

Los tenedores de ADS de Santander México recibirán 5.80 dólares por cada título que poseen, el cual es el equivalente en dólares de 120 pesos, considerando un tipo de cambio de 20.7 pesos por moneda estadounidense.

Aunque con la fuerte subida del viernes en la cotización de los títulos de BSMX el premio por cada uno representaría un 5.0 por ciento.

La institución española espera que esta operación se lance y liquide entre el segundo o tercer trimestre de 2021, mientras tanto se encuentra sujeta a las autorizaciones regulatorias. También se requerirá la aceptación de por lo menos el 95% de los accionistas de Santander México.

"La transacción es consistente con la estrategia de Banco Santander de aumentar  su capital a países con potencial de crecimiento y refleja la confianza de Banco Santander en México y su filial mexicana, así como su potencial de crecimiento a largo plazo", escribió Santander en un comunicado.

La emisora espera que el acuerdo genere un rendimiento del capital invertido (ROIC) del 14% y mejore el beneficio por acción en un 0.83% en 2023.

Buenas perspectivas

México es uno de los mercados principales del grupo y ofrece buenas perspectivas a largo plazo.

La OPA es la segunda que presenta Santander en los dos años recientes, pero esta vez será un pago en efectivo, ya que la oferta del 2019 fue mediante un intercambio de las acciones del banco español.

Al viernes pasado sus papeles valían 22.72 pesos, lo que significa que ha perdido 35.7% desde su salida a Bolsa el 29 de septiembre de 2012.

El 3 de junio del 2013 la filial mexicana del banco español entró a formar parte del principal índice dela BMV, el  S&P/BMV IPC, donde permaneció hasta septiembre del 2020.

judith.santiago@eleconomista.mx