Paris - La farmacéutica francesa Sanofi dijo que espera volver al camino del crecimiento después del 2012, un año en el que las ventas se verán afectadas por la competencia de genéricos, tras cumplir con los pronósticos de un aumento de ganancias de 13% en el cuarto trimestre.

"El capítulo de los productos éxitos de ventas se cierra, pero estamos en buena forma para salir del impacto de la caducidad de patentes durante este año", dijo a periodistas el miércoles el presidente ejecutivo de la firma, Chris Viehbacher.

Sanofi está recurriendo a los mercados emergentes, medicamentos para la diabetes, vacunas, salud animal, la adquisición de Genzyme y nuevos productos, como fuente de un crecimiento diversificado que le permita superar la dependencia de sus productos más vendidos.

La compañía con sede en París está realizando ajustes ante una caída esperada en los ingresos debido a las inminentes pérdidas en las ventas del anticoagulante Plavix, la segunda medicina más vendida en el mundo, y del fármaco para la presión arterial Avapro debido a la competencia genérica en el 2012.

Las ganancias por acción de la empresa, que excluyen ítems como la amortización y los costos legales, caerían entre 12 y 15% al tipo de cambio constante de este año.

Más allá de 2012, Sanofi proyecta un crecimiento de las ventas de 5% anual y un crecimiento más rápido de las ganancias por acción de la empresa para el 2015.

La utilidad neta de la firma en el cuarto trimestre se elevó a 2,080 millones de dólares, comparada con una previsión de 2,070 millones de dólares, mientras que las ventas subieron 8.8% a 8,510 millones de dólares.

Las ventas se vieron impulsadas por los mercados emergentes, el medicamento para tratar la diabetes Lantus y la contribución de Genzyme, que ayudó a compensar las pérdidas de patentes y el impacto de las medidas de austeridad en Europa. La firma pronostica que las ventas alcanzarán 2.070 millones de euros.

ros