Por séptimo mes consecutivo, las remesas que los residentes en el extranjero mandan al país mantuvieron una tasa de crecimiento positiva, de acuerdo con cifras difundidas por el Banco de México.

En abril, los envíos aumentaron 4.66% frente al mismo mes del 2010, a 1,872 millones de dólares; de esta manera, en lo que va del año suman 6,970.97 millones de dólares, monto que representa un alza de 5.26% frente al mismo periodo del 2010, cuando sumaron 6,622.77 millones.

Analistas consideran que este comportamiento refleja la expansión que la economía estadounidense registró en los primeros cuatro meses del año.

Las remesas, en su mayoría envidadas desde Estados Unidos donde radican alrededor de 11.8 millones de mexicanos, son la segunda fuente de ingresos de divisas al país, por detrás de la exportación de petróleo.

En el 2010, ingresaron 21,271.19 millones de dólares en remesas, con lo que México se ubica como el mayor receptor de América Latina, lo que representó un ligero aumento de 0.12% frente al 2009, el primer comportamiento positivo desde el 2008, en plena crisis financiera.