Con 1,070 ofertas públicas iniciales (OPI) en el mundo y una recaudación total de 222,000 millones de dólares, el primer semestre del 2021 se colocó como el periodo más activo de este mercado  para los primeros seis meses de los últimos 20 años.

Estas cifras subieron 150 y 215% más, en ese orden, respecto al año anterior, según el último informe de tendencias globales de la consultora EY.

Solo en el segundo trimestre se realizaron 597 OPI, por 111,600 millones de dólares, casi tres veces lo registrado en igual periodo de 2020, año cuando la actividad cayó a causa de la primera ola de la pandemia de Covid-19.

Entre abril y junio, la llegada de nuevas empresas a Bolsa fue de 206 y 166% más alto, en ofertas y monto levantado, respectivamente, en comparación con iguales meses de 2020.

Una economía global en recuperación, los estímulos inyectados por los grandes bancos centrales, el sólido desempeño del mercado de valores global y las esperanzas sobre la desaparición de la pandemia en los primeros meses del año han alentado a las empresas a hacer su debut en el mercado de valores.

El desempeño positivo del mercado global de OPI es un indicador que la recuperación económica mundial está bien encaminada, aunque el ritmo de recuperación varía según los mercados.

“A nivel mundial, las OPI obtuvieron un desempeño excepcional en el segundo trimestre, puesto que las empresas aprovecharon la confianza del mercado y la alta liquidez antes de la desaceleración esperada a mediados de este año", comentó Paul Go, líder global de OPI de EY.

Desafío

Para el analista, el segundo semestre puede resultar un desafío, pues los impactos persistentes por el Covid-19 continúan afectando a las empresas en los sectores más afectados por los cierres, como el comercio minorista tradicional, los viajes y el turismo. De no recuperarse, los mercados mundiales seguirán sin lograr una recuperación.

Las empresas que aún buscan listarse este año deben tener una visión realista de las valuaciones y asegurarse de tener una estrategia ambiental, social y de gobernanza (ESG) implementada.

Matt Kennedy, estratega senior de la firma de investigación OPI Renaissance Capital, consideró que la fuerte actividad en el mercado se sustenta en "las bajas tasas de interés que han aumentado las valuaciones de las empresas en crecimiento y los unicornios que potencialmente pueden salir a Bolsa".

“Una de las razones por las que podemos estar viendo tanta actividad es que las empresas saben que la ventana se puede cerrar muy rápido”, dijo.

Por regiones, América, Europa, Oriente Medio, India y África registraron tasas de crecimiento más altas que Asia-Pacífico.

En América hubo 276 OPI, recaudando 93,900 millones de dólares. En la región de Asia y el Pacífico, la actividad se mantuvo estable, con 471 empresas debutando, mismas que recaudaron 74,000 millones de dólares. En Europa, Oriente Medio y África se realizaron 323 OPI, por 53,800 millones de dólares.

EU a la cabeza

Wall Street lideró las OPI en términos de recaudación, con una participación combinada cercana a 38% o 218 por 84,200 millones de dólares.

En México, por el contrario, se completó otro semestre sin actividad, aunque llegaron empresas mediante listados directos, como Sempra Energy y Alterna Asesoría Internacional. En Brasil se cerraron 27 emisiones, por 6,100 millones de dólares.

La tendencia alcista de las bolsas europeas registrada en la primera mitad del año, en la que los principales índices de renta variable europeos crecieron entre 9 y 17%, impulsó la actividad de OPI, con aproximadamente el 21% de las colocaciones mundiales y de los ingresos.

La tecnología lideró el número de colocaciones, con más de una cuarta parte (27%) de las ofertas o 284, por 90,200 millones de dólares. Siguió el sector salud (17%) con 187, por 33,400 mdd.

Las cinco OPI más grandes por ingresos fueron la plataforma china de transporte DiDi (4,400 mdd); el proveedor de servicios logísticos de China, JD Logistics (3,600 mdd); China Three Gorges Renewables (3,500 mdd); la empresa especializada en la distribución de fondos, Allfunds Group (2,600 mdd y la coreana de sector energía, SK IE Technology (2,000 mdd).

A tres años de su fundación

Biva sigue enfrentándose a un fuerte monopolio

La Bolsa Institucional de Valores (Biva) se ha enfrentado a un fuerte monopolio que no quiere perder su posición, sostuvo María Ariza, directora general del centro bursátil que el próximo 25 de julio celebrará su tercer aniversario.

“Nos han tocado tres años, en nuestra opinión, muy retadores en todos los sentidos. No nada más enfrentándonos a un monopolio que a todas luces sigue queriendo conservarse en esa posición, tanto en actitudes como en sus publicaciones”, sostuvo durante una conferencia con motivo de la segunda emisión de certificados bursátiles por 1,500 millones de pesos por parte de Hospitales MAC, una empresa que debutó el año pasado en el mercado local de deuda.

Abundó que desde su nacimiento, Biva ha operado en una coyuntura difícil, tanto en México como en el mundo, con eventos como la crisis sanitaria y el cambio de administración federal en el país.

A pesar de ello, ya es reconocida internacionalmente y se ha posicionado como un actor fundamental en la vida bursátil de México, ya que en 36 meses han atraído al mercado mexicano de valores a 15 nuevas emisoras y después de un fuerte periodo de sequía de ofertas públicas iniciales (OPI) lograron que una nueva empresa se uniera al mercado accionario, aunque “claramente” se han enfocado en acercar a más empresas.

María Ariza aseguró que se han reunido con empresarios mexicanos que antes ni siquiera veían al mercado de valores como una opción viable. Incluso se han acercado con firmas extranjeras que buscan listarse en México, a través de Biva.

En este periodo, mediante Biva, se han financiado más de 200,000 millones de pesos mediante la emisión de distintos vehículos financieros, como Certificados de Capital de Desarrollo (CKD), Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis) y bonos corporativos.

La directora general del centro bursátil adelantó que están por lanzar su tercer índice bursátil, ya que actualmente cuentan con el FTSE-Biva, el cual concentra a una canasta de 43 empresas grandes, medianas y pequeñas representativas del mercado accionario mexicano, así como el índice sustentable, FTSE4Good BIVA.

Retos

María Ariza reconoció que el mayor reto sigue siendo lograr una mayor profundidad del mercado bursátil y hacer crecer el número de inversionistas, así como de nuevas empresas.

“Hemos tenido grandes retos, el principal sigue siendo la falta de profundidad. Necesitamos más inversionistas de corto y largo plazos, con diferentes perfiles de riesgo y de retorno que participen en el mercado para que sea más dinámico. Es importante que esté la demanda para que haya emisiones y más voluntad de las empresas de llegar a Bolsa”, comentó Ariza.

judith.santiago@eleconomista.mx