El próximo 27 de junio, la inmobiliaria cotizada Realia celebrará su reunión anual de accionistas, donde además de aprobar las cuentas del pasado ejercicio 2016, pedirá a sus accionistas poder aumentar su capital, hasta la mitad del valor existente.

La compañía participada por FCC y la inmobiliaria mexicana Carso (ambas compañías controladas por el empresario Carlos Slim) someterán a votación la posibilidad de ampliar capital, una o varias veces , mediante aportaciones dinerarias de más de 77.376 millones de euros, en un plazo de cinco años.

Las ampliaciones podrían incluir o no derecho suscripción preferente, según decida en cada caso el consejo de administración de la inmobiliaria.

El pasado octubre, Realia aprobó una ampliación de capital de 147 millones, destinada a reducir su nivel de endeudamiento. Al cierre del ejercicio, Realia contaba con activos valorados en 1,833 millones de euros, mientras que su deuda financiera neta se situaba en 750 millones.

En la junta de accionistas, la inmobiliaria también abordará la reelección de tres consejeros, entre ellos, la independiente Carmen Iglesias, así como de los representantes de las sociedades EAC Inversiones Corporativas y Meliloto.

En el 2016, la compañía obtuvo unos ingresos de 97.2 millones, 2.4% más que el año anterior, de los que unos 59 millones procedían de los ingresos por renta.

En este periodo, el flujo operativo (Ebitda) se situó en 41.8 millones de euros, esto representa un 3.2% más, mientras que el resultado neto se disparó de los 17.2 millones de euros a 115.7 millones.

Lo anterior, debido principalmente a las quitas asociadas a la refinanciación del préstamo vinculado a la actividad residencial de la compañía.