Flint, MI. Los títulos de Rassini fueron los de mayor crecimiento dentro de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) durante el 2014. La firma cuenta con dos series de acciones: la A, que tuvo un rendimiento de 453%, y la CPO, con una apreciación de 430 por ciento.

Sin embargo, la empresa no forma parte de la muestra del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), pero a decir de Juan Pablo Sánchez, director corporativo de Finanzas de la firma mexicana, fabricante de sistemas de frenado y suspensión para la industria automotriz, está próxima a entrar.

Quizá para la muestra que entrará en vigor en septiembre de este año podríamos pertenecer al IPC , refiere el directivo en entrevista, en la planta de frenos en esta localidad del norte de Estados Unidos.

Los dos últimos años hemos enfocado nuestros esfuerzos a que los inversionistas conozcan más acerca de la empresa y de nuestra propuesta de valor que les podemos brindar. Nos hemos esforzado mucho en que se reconozca el valor de la acción. Hemos querido educar a los inversionistas para que conozcan la industria automotriz. Somos, por cierto, la única emisora de la Bolsa mexicana que pertenecemos 100% a la industria automotriz , comenta.

Según Sánchez, la acción serie CPO se encuentra actualmente en el lugar 55 de las candidatas a entrar al IPC, de acuerdo con un reporte de la propia BMV, por ello estoy seguro de que ya para la próxima muestra entramos al indicador .

El entrevistado explicó que el valor de capitalización durante el 2014 aumentó de 1,528 millones de pesos, a cerca de 8,291 millones de pesos, esto es una apreciación de 4.5 veces. Esto lo vemos en Rassini como un reconocimiento a la fortaleza de la empresa por parte de los inversionistas. Nos hemos convertido en un proveedor clave dentro de la industria automotriz. Somos competitivos en operaciones, en adelantos tecnológicos en los procesos de producción .

Agregó que son reconocidos en la industria por ser proveedores Tier I, es decir, negociamos directamente con las armadoras, no tenemos intermediario. También nos reconocen por el flujo de efectivo que hemos estado dando y al market share que estamos ganando en todas nuestras líneas de productos .

Cambio de nombre

Juan Pablo Sánchez afirmó que San Luis Corporación decidió cambiar su nombre por el de Rassini en la primera semana de noviembre del año pasado, porque así nos conocen nuestros clientes y proveedores dentro de la industria, así de simple , dijo.

En todas partes donde tenemos presencia nos conocen como Rassini. Además, queremos que nos desliguen de San Luis, que es el nombre que teníamos cuando éramos mineros, pero ya no tenemos minas , puntualizó el entrevistado. Sobre la participación de Casa de Bolsa GBM dentro de Rassini, el director corporativo de Finanzas dijo que GBM adquirió el año pasado 25% de las acciones de Rassini, y lo hizo de un tercero .

Aclaró que nadie del grupo de control ni del management vendió sus acciones, por lo cual no perdieron fuerza y siguen siendo accionistas mayoritarios .

Esta compra de acciones, enfatizó, es un reconocimiento al management de la empresa sobre cómo se han venido dando los resultados financieros. Reconocen que tenemos valor y que trabajamos bien con la industria automotriz .

Se recupera

Sánchez dijo que desde hace dos años aproximadamente se ha estado recuperando la industria en Norteamérica.

Se espera, refirió, que para este año se produzcan cerca de 17.4 millones de automóviles en la región (México, Estados Unidos y Canadá), la cifra más elevada de los últimos 10 años. Por eso vemos una buena oportunidad para la empresa en los años por venir, sobre todo en la región . Sobre la deuda de la empresa, Sánchez comentó que al cierre del 2014 se espera que esté en 1 vez deuda neta/EBITDA, esto significa cerca de 140 millones de dólares. Es una deuda manejable y nuestra política es no rebasarla dos veces .

Indicó que la estructura de capital es muy sana. Hemos reducido el nivel de endeudamiento y ha crecido el valor de la acción. Eso nos da la oportunidad de que si el día de mañana queremos crecer y ampliar plantas, o adquirir empresas, podremos financiar la operación con deuda, capital o una mezcla de ambos .

Sánchez explicó que en caja Rassini cuenta con cerca de 55 millones de dólares para gastar.

Para este año más que expandirnos queremos ser exitosos en las operaciones que justifiquen la ampliación de 40% de capacidad en la planta de fundición y maquilado de Puebla, la cual costó 25 millones de dólares .

Advirtió que no estamos cerrados. Si vemos una oportunidad en los próximos años la estaremos considerando .

Sánchez aseveró que algo que puede impulsar más a Rassini es el anuncio reciente de la baja en las tarifas eléctricas, el principal insumo para la fundición.

Rassini

[email protected]